+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

“Lenguaje inclusivo y relaciones entre sexos”

 

José Viñas García de Oviedo - 13/07/2018

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, tal parecía una pieza importante para este gobierno del PSOE, pero está dejando tras de sí una estela de tufo misandrico al no disponer de mayoría suficiente para legislar sobre las cosas importantes que requiere este País y sus ciudadanos, pretende adquirir importancia dentro de unos colectivos cargados de androfobia. Los hombres no se pueden quedar callados ante este intento de disponer del poder para dar la vuelta a la tortilla y dividir la sociedad y la convivencia en dos frentes, empezando una guerra absurda de prejuicios para satisfacer un feminismo voraz que está viendo la debilidad del hombre, políticos y sociedad en general que no se atreve a revelarse contra una serie de indicios sexistas que solo buscan atajos, cuotas, cremalleras y Leyes que les favorezcan en pos de una igualdad ficticia, ya que, ahora pretenden solo pisotear todo lo que huela a varón. No queremos los hombres ser absorbidos por una misoginia al igual que ustedes ya lo están por la misandria. En boca de la vicepresidenta Carmen Calvo ¡Qué poco tiene que hacer esta Señora! Cómo si los problemas reales en sanidad, educación, los parados, trabajadores precarios, funcionarios, pensionistas, dependientes, etc. se solucionaran con Leyes de “lenguaje inclusivo” para cambiar el texto de la Constitución, o hacer un paripé en cuestión de relaciones sexuales que pertenecen a la intimidad de las personas ¿cómo será el documento que tendrán que llevar encima los hombres y ser firmado por ambas partes antes de osar tener sexo con mujer? ¡Ustedes perdieron el norte! Quieren convertirnos a los hombres en meros comparsas en cuestión de relaciones con las mujeres que pertenecen a un ámbito estricto y personal entre personas mayores de edad y con el respeto que se merecen ambos por serlo. Solo porque un gobierno que tiene que hacer algo de cara a la galería, ya que se le echa el tiempo encima y acabará como el rosario de la aurora, sin una sola reforma y Ley que beneficie a la colectividad. Ya ocurrió con Zapatero, se dejó llevar por un grupo de radicales feministas e implantar una Ley de violencia de Género que en vez de dar solución al problema real, lo incrementó al aportar una discriminación en la propia Ley en perjuicio del hombre que se quedó indefenso ante acusaciones falsas. Ahora, se disponen a incrementar esa desigualdad con un lenguaje falso que busca igualdad con una Ley donde cualquier acto sexual sin un ‘sí’ expreso sea delito y que solo la palabra de la mujer tiene la verdad, y el hombre volverá a tener que probar su inocencia. Ya la RAE en boca de algún miembro está poniendo cordura a esta propuesta de modificación del lenguaje inclusivo. Ya me dirán ustedes a partir de ahora cómo se redactará un libro o cualquier artículo si también tiene que usar esos términos multiplicadores del leguaje para conformar a estas feministas retrogradas. Solo espero que este gobierno que empezó tratando de contentar a las mujeres, no termine sublevando a los hombres.




Buscar tiempo en otra localidad