+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Comunidad alcanza los 18.000 contratos para discapacitados

La Junta invierte 140 millones de euros al año para la integración laboral de estas personas.

 

La consejera de Familia, Alicia García, con los representantes de Cermi. J. M. GARCIA -

11/05/2018

c. t. m | salamanca

Castilla y León batió su récord durante el año 2017 en la contratación de personas con discapacidad, al alcanzar los 18.000 contratos laborales firmados, un 13 por ciento más que en 2016. Así lo aseguró ayer la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, minutos antes de participar en la reunión del Comité Ejecutivo nacional del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), que se celebra en Salamanca con motivo del VIII Centenario de la Usal.

García afirmó así que este dato «normaliza a las personas con discapacidad a través del empleo», como una de las tres líneas en las que trabaja la Junta para «beneficiar a las personas con discapacidad» y que se une a «más recursos», con 10 millones más de euros durante la legislatura y una media de 140 millones de euros al año, y «más apoyos», a través de la aprobación de la Estrategia de Discapacidad que «pone por delante el proyecto de vida, el empoderamiento, la autodeterminación y la capacidad» de las personas que forman parte de este colectivo.

«Estamos trabajando y lo vamos a seguir haciendo, a través de los itinerarios de inserción socio-laboral, en los que participaron 4.000 personas y 2.000 encontraron empleo, o a través de la incorporación de cláusulas sociales en la contratación pública, donde el 82 por ciento de los contratos contemplan este tipo de cláusulas», explicó García, quien también incluyó entre estas acciones la reserva de contratos en los centros especiales de empleo, que creció «un 11 por ciento en el último año».

Además, la consejera también incluyó entre las medidas a desarrollar la inclusión de cláusulas sociales en las subvenciones y la potenciación de la asistencia personal, al ser «una figura fundamental» en la que también trabajo el Cermi a nivel regional.

Y es que, según Alicia García, «el asistente personal es una figura muy útil para las personas con discapacidad, porque potencia su autonomía más allá de los cuidados personales». Así, concluyó que «desde las administraciones, hemos conseguido triplicar las prestaciones de asistencia personal en Castilla y León», aunque como contraparte reconoció que sigue «existiendo una brecha salarial».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla