+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El edecán y la modelo

 

VERLAS VENIR ERNESTO ESCAPA
28/12/2017

Enfilamos la despedida de 2017 con más intriga que certidumbres. Y aquello que nos consta muestra un aroma poco alentador, después de un año cuya segunda parte estuvo dedicada en su totalidad a la zambra catalana. Una entrega obsesiva, con resultados más que previsibles, excepto para quienes en la derrota encuentran su trampolín. Que es el caso del edecán de Rajoy Jorge Moragas y su señora, la modelo Paloma Tey. Ambos propulsados a la embajada española en la ONU, con doscientos mil del ala y hospedaje de lujo en Central Park. Pero si traigo a los Moragas Tey a esta despedida, no es por su propulsión americana, sino a causa de asuntos domésticos en los que han terciado. Porque visto lo visto, de las elecciones catalanas nos interesan más otras secuelas, como su incidencia en la financiación autonómica de nuestros servicios sanitarios, educativos y sociales, que sigue en la estacada. Como un incumplimiento más del lacio Rajoy. Por cierto, la financiación es una batalla que tampoco pinta nada bien.

Aunque parece acreditado que fue el fino Moragas con sus oficinistas quien apañó el artículo alabancioso de Mariano para The Guardian, aquel donde nos hurtó la primogenitura parlamentaria para obsequiársela a los ingleses como un Puigdemont cualquiera, no consta que tal fuera el motivo para el salto de la pareja a Manhattan, sino más bien el batacazo en las urnas del 21, festividad de San Pedro Canisio. Porque el agravio a León, con un asunto que ni siquiera difundió el Marca dirigido por Óscar Campillo, tampoco importa tanto, al fin y al cabo. Lo que sí inquieta y turba siestas es la reacción catalana al 155, cuya aplicación diseñó Moragas para acabar con los indepes. Podía presumir de avisado, porque además de ser catalán tenía a su cuñada Miriam aupada como vicepresidenta y agente movilizador de Sociedad Civil. Claro que Miriam Tey dispone de un crédito reducido. Imposible para nosotros olvidar su actuación al frente del Instituto de la Mujer durante un par de años del aznarato. Precisamente entonces y desde esa responsabilidad de gobierno encomendó al ponferradino Hernán Migoya, un chico del 71, que le escribiera para su editorial los cuentos de menoreros y violadores que tituló Todas putas (2003). Curiosamente, Miriam sigue a lo suyo en Barcelona, como figura pública sin repudio, mientras Hernán Migoya se instaló en Perú diez años después y allí sigue, huido de la caricatura como bufón que le reservaron en el panorama cultural barcelonés.

La misma galbana mariana intervino hace ahora un año, cuando el Tribunal de Justicia de Estrasburgo determinó que las cláusulas suelo hipotecarias eran injustas desde su origen y procedía devolver a los estafados todo el importe cobrado indebidamente: desde 2009 y no desde mayo de 2013, que había sentenciado el Supremo español. La horquilla de retroactividad suponía algo menos de cuatro mil millones de diferencia, pero de inmediato el gobierno se ocupó de ofrecer una normativa extrajudicial cuyos visos alertaron a las víctimas, que eligieron la reclamación en el juzgado, desdeñando un arreglo desigual con el banco abusador. Un auto del Supremo de 4 de abril de 2017 determinó que la sentencia europea no podía corregir «la cosa juzgada previamente», ateniéndose en sus límites al criterio establecido por el Supremo el 9 de mayo de 2013. En este momento, el embrollo está pendiente del fallo europeo a los recursos planteados desde España por esta intermediación de parte practicada por nuestro tribunal Supremo.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla