+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ANIVERSARIO EN LA COMUNIDAD

El Estatuto de Autonomía cumple 35 años con la vista puesta en el futuro

Los procuradores leoneses en las Cortes apuestan por la continuidad y advierten de la necesidad de aprobar cambios.

 

02/03/2018

cRISTINA FANJUL | León

Era un 22 de febrero de 1983. Por aquellos días el mundo giraba en torno al empeño del mundo libre por acabar con el telón de acero. Reagan, Thacher y el papa Juan Pablo II trabajaban para abrir el Este a la democracia, una democracia a la que España apenas acababa de llegar. De hecho, dos años antes Tejero y los suyos habían demostrado que España podía regresar a su bucle de asonadas militares. Mientras, en el Congreso de los Diputados se aprobaba el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Con ello, León se incorporaba de manera definitiva a una comunidad que se convertía en la más extensa de España. La rapidez con la que hubo de sancionarse forzó a que se tuvieran que realizar modificaciones formales al poco tiempo. Así, se corrigió la mención al presidente de Castilla y León sustituyéndola por presidente de la Junta de Castilla y León. Asimismo, se cambió la descripción del escudo y el artículo siete se modificó con una mención al retorno de los emigrantes. El Congreso dio luz verde a una enmienda en virtud de la cual la circunscripción electoral sería a partir de entonces la provincia, asignándose a cada uno un número mínimo de tres procuradores y uno más por cada 45.000 habitantes o fracción superior a 22.500.

La ‘y’ entre las regiones

Alejandro Valderas fue procurador de la UPL en la anterior legislatura. Recuerda que entre 1981 y 1983 participó en la redacción del Estatuto. «La tramitación fue horrorosa porque nos pilló el Golpe de Estado de Tejero», manifiesta, y recuerda que en ese momento la nueva norma que articularía la autonomía se encontraba ‘ en pañales’. «Se estaba redactando en primera instancia y lo aprobó por decreto el PSOE», defiende Valderas, que recuerda que fue precisamente la falta de tiempo la que llevó a que el Estatuto tuviera que ser corregido al día siguiente. «Se hizo por ley orgánica», destaca, y precisa que fue la inclusión de Segovia, una provincia con la que no se había contado en un primer momento.

Valderas añade que en la redacción también participó Luis Herrero Rubinat. «Nos lo pidió Andrés Fernández, al que habían echado del PSOE y que nos pidió que le ayudáramos con ideas para la provincia. Nuestra fue la enmienda de la ‘y’, la que determinó que la Comunidad no se nombrara como Castilla-León sino como Castilla y León, con el fin de dejar claro que eran regiones diferentes», sostiene Valderas. El leonesista lamenta que hubo propuestas que no se aceptaron. Es el caso de su enmienda acerca de la distribución equiparable entre Castilla La Vieja y León. «Queríamos que se respetara la historia de las dos comunidades y que la distribución geográfica se equiparara a la del poder», recuerda.

Otro de los históricos es el socialista Jaime González, consejero de Agricultura, Ganadería y Montes entre 1984 y 1986 y vicepresidente de las Cortes entre 1991 y 1999. «Aún me acuerdo del día que me llamó Demetrio Madrid. Yo estaba en concentración parcelaria y me ofreció la Consejería de Agricultura, Ganadería y Montes», recuerda, y añade que le exhortó a que estuviera en su despacho al día siguiente. En cuanto a la posibilidad de que León se hubiera conformado como una autonomía aparte de Castilla dice: «Había un mapa hecho y era algo incontrovertible». Y añade que al final, el tiempo ha configurado el modelo. «Nadie se plantea saltos hacia atrás», zanja. Lo que sí defiende es la modificación del Senado, que el considera clave para el desarrollo de España. Jaime González advierte de la necesidad de que se convierta en una cámara de representación territorial en la que estén los presidentes de las comunidades. «Las decisiones políticas que nos afectan tienen que estar en el Senado».

El político socialista, que califica el proceso estatutario de positivo, cree que aún hay margen para mejorarlo y se refiere a la financiación de las comunidades autónomas. Por otro lado, sostiene que Castilla y León tiene fortalezas que aún hay que explotar y pone en primer lugar los recursos naturales de que dispone, su gran riqueza medio ambiental. «La quinta parte de los parques protegidos de España están en Castilla y León», incide.

El que fuera vicepresidente de las Cortes recuerda que la primera sede de Gobierno estaba en el Palacio Isla, en Burgos. «Era la residencia de los Franco cuando estaban en la ciudad y era tan pequeña que apenas cabíamos», recuerda con humor, y añade que los principios fueron «durísimos». «El traslado lo hicimos nosotros porque no cabíamos. Valladolid tenía condiciones de centralidad que no tenían otros y se eligió esa ciudad por una simple cuestión de centralidad política», asegura.

Irrevocable

«Yo lo que veo es que desde la autonomía, el sentido de pertenencia a la Comunidad no tiene dudas, pero el hecho autonómico ha prevalecido en León». El actual presidente del Consejo Consultivo, Mario Amilivia, considera que ya nadie cuestiona la pertenencia de la provincia a la comunidad y lo califica de situación irrevocable. Amilivia, que fue procurador durante la quinta y la sexta legislaturas, considera que este sentimiento de adhesión se ha logrado gracias a gobiernos que han ejercido las competencias asumidas de manera muy positiva. «En todos los parámetros de servicios sociales, sanidad y educación aparecemos en los primeros puestos», defiende. El presidente del Consultivo es consciente de que la Comunidad se enfrenta a graves problemas que le afectan como ente, y cita la despoblación, el envejecimiento y la desindustrialización y apela al sentido de estado y a la solidaridad del resto de comunidades. «Es normal que cada uno intente llevar el ascua a su sardina», destaca, pero los derechos nos los tienen que garantizar a todos», defiende.

Y es que, los inicios de la Comunidad tuvieron mucho que ver con la lucha de los partidos políticos por posicionarse electoralmente y por su propias tensiones internas. En este sentido, cabe recordar que el que sería presidente de la Comunidad antes de presidente del Gobierno, José María Aznar, era diputado cuando se aprobó el estatuto de autonomía y se abstuvo en la votación, mientras que el actual líder de Foro Asturias, Francisco Álvarez Cascos, firmó el recurso de inconstitucionalidad junto a otros 49 parlamentarios.

Ese mismo año, un jovencísimo José Luis Rodríguez Zapatero leía la tesina de licenciatura que titulaba Modelo de una enmienda política: Castilla y León.

«Dificultad de vertebrar»

El anterior presidente del Gobierno defendió que los elementos que se contemplan como definitorios del proceso de autonomía de Castilla y León eran «una dificultad objetiva de vertebrar el conjunto de las provincias castellano-leonesas (sic) y una «conciencia regional insuficiente que puede condicionar su futuro». Además, Zapatero consideraba por entonces que la autonomía se configuraría como una «verdadera autonomía política».

El portavoz de Podemos en las Cortes, Pablo Fernández, asegura que el Estatuto ha aportado elementos de avance y desarrollo para esta tierra. Con tres años como procurador, el político sostiene que es un texto que no se ha terminado de llevar a la praxis, y lo explica en el hecho de que muchas de sus disposiciones, especialmente las relativas al bienestar social, no se han traducido en políticas concretas. «El primer reto debería ser ese cumplimiento íntegro del Estatuto, entendiendo que es necesario reformarlo para blindar los servicios públicos fundamentales, para garantizar desde la administración una vida digna a todas y cada una de las personas que habitan en la Comunidad, y para revertir los múltiples desequilibrios territoriales provocados por las políticas del PP», defiende. Asimismo, el líder de Podemos advierte de que el Estatuto debe introducir cuestiones de regeneración democrática que «de forma unánime la sociedad está demandando».

Manuel Mitadiel estrena la legislatura de Ciudadanos en las Cortes. Considera que durante estos 35 años la Comunidad ha vivido, a la vez que el conjunto de España, las décadas de mayor progreso económico y social. «La ampliación de la clase media y trabajadora, la mejora de servicios públicos y el incremento del nivel de vida han coincidido con la vigencia del Estatuto», destaca. Mitadiel alude, sin embargo, a la crisis económica de los últimos años y a la «complacencia» de unos gobiernos que perdieron el hambre por mejorar y «han estancado Castilla y León». Por ello, Mitadiel defiende la necesidad de revisar el Estatuto e incluir en él cambios como la limitación de mandatos de los cargos públicos, la incompatibilidad para eliminar la posibilidad de ser alcalde y procurador al mismo tiempo o los aforamientos para que los políticos se defiendan como el resto de los ciudadanos. «En definitiva adaptar el Estatuto a una forma de ver la política que ha cambiado en estos 35 años», defiende.

Buscar tiempo en otra localidad

   
4 Comentarios
04

Por Preciado 17:00 - 02.03.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Los leoneses nunca nos sentiremos de la comunidad autónoma inventada. Los únicos leoneses que se sienten de Castilla y León son los estómagos agradecidos que son incapaces de ver más allá de sus propios intereses y les importa un rábano que la región leonesa se vaya al traste en todos los sentidos.

03

Por Aguasquedas 11:00 - 02.03.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

La mayor manifestación que ha conocido León,se produjo en la primavera de 1984 para reivindicar una autonomía propia como región histórica que era y es. 35 años después celebramos desmantelamiento industrial,paro,emigración,y despoblación. "TODOS A VILLALAR"....

02

Por Leonesista 10:27 - 02.03.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Los procuradores leoneses en las Cortes apuestan por la continuidad? pero si al único que no apuesta por ello le habéis censurado... qué casualidad que el único que no sale es el la UPL... de vergüenza, Cristina.

01

Por MAnuel 8:56 - 02.03.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Entre un 70 y 80 % de loeneses esta autonomía castellana nos da igual, nunca vamos a mover un dedo por ella, entre otras cosas porque es su autonomía, no se nos respetó y consultó, solo nos ha traido atraso, emigración, paro, ruina, robo de nuestra agua etc. Por tanto orgullo de ser leoneses vergüenza de lo otro. POr cierto lo de castellano-loneses, no es más que la "patita" de la intolerancia de estos 35 años. Los sentimientos no se legislan ni la dignidad.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla