+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Guardia Civil deja en libertad al padre de una niña de 20 días muerta

Según los investigadores las lesiones se debieron «al jugar con la menor sin sujetar la cabeza».

 

13/01/2017

efe | ávila

La Guardia Civil detuvo en Ávila y, una vez que prestó declaración puso en libertad, al padre de una niña de 20 días, como supuesto autor de un delito de homicidio por imprudencia, después de que la pequeña falleciera en Salamanca por «traumatismo craneoencefálico no perceptible externamente».

Según informó ayer el Instituto Armado, el padre prestó inicialmente declaración ante la Guardia Civil y posteriormente fue puesto en libertad, al entender que existe «una carencia total de intencionalidad» en los hechos.

El fiscal de guardia en el momento en el que se conocieron los hechos, Óscar Barrios, confirmó que se trata de A.M.L., de 25 años y vecino de El Hoyo de Pinares (Ávila), para el que no prevé solicitar medidas cautelares, al no apreciar voluntariedad en lo sucedido.

Barrios confirmó que la muerte de la niña se debió a una «hemorragia subaracnoidea», mientras que la Guardia Civil apuntó a un «traumatismo craneoencefálico de etiología violenta».

Ambas fuentes señalaron que las lesiones de la pequeña se produjeron, posiblemente entre el 4 y el 6 de enero, «al jugar el padre con la menor sin adoptar las medidas de seguridad en cuanto a la sujeción de la cabeza».

Estos juegos consistieron en «arrojar hacia arriba y sobre la cama» al bebé, creyendo que esa forma de actuar «no suponía ningún peligro para la niña» e «ignorando las consecuencias de tales juegos».

Según el fiscal, ante los continuos llantos de la pequeña, los padres decidieron en la mañana del pasado día 7 dirigirse al Centro de Salud de la cercana localidad de Cebreros, desde donde fue derivada hasta el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles, de Ávila. En este último centro, y entendiendo la gravedad de las lesiones que presentaba, la pequeña fue derivada al Hospital Clínico de Salamanca, donde falleció a las 13.30 horas del pasado 9 de enero.

Según la Guardia Civil, los facultativos que atendieron a la pequeña inicialmente «no pudieron determinar su dolencia», antes de que en Salamanca las pruebas realizadas diagnosticaran un «traumatismo craneoencefálico no perceptible externamente», tal y como certificó la autopsia.

Noticias relacionadas

Buscar tiempo en otra localidad