+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Junta solicita que la AP-1 sea gratuita al concluir la concesión

Suárez-Quiñones plantea al Gobierno que la vía sea libre para todos a partir de noviembre de 2018.

 

Miembros de la plataforma de vecinos afectados por la N-1, en Prádanos de Bureba. SANTI OTERO -

14/09/2017

Efe | Soria

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, planteó ayer al Ministerio que cuando la concesión de la AP-1 concluya, en noviembre del 2018, «debe revertir al Estado y pasar a ser una autopista gratuita para todos los ciudadanos».

El consejero, que firmó ayer en Soria un acuerdo con la Diputación provincial para ayudar a los municipios en materia de urbanismo, se refirió además a la propuesta que el martes hizo el ministro de Fomento, Ínigo de la Serna, sobre esta autopista y la circulación de camiones en la N-1, tras el grave accidente con cinco muertos de la pasada semana.

El titular de Fomento castellano y leonés sostuvo que está siempre dispuesto a estudiar cualquier planteamiento del Ministerio de Fomento para la AP-1, pero no «le ha parecido adecuado» enterarse por la prensa de sus planes.

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sostuvo ayer en Santander que «siempre está abierta» la posibilidad de firmar un convenio para el desvío obligatorio de camiones en la N-1, en el tramo entre Burgos y Miranda de Ebro, aunque explicó que ese acuerdo tiene que plantearlo la Junta de Castilla y León.

«El pronunciamiento de la Junta es muy lógico, muy leal y muy razonable. En principio nosotros tenemos unas competencias que son nuestras carreteras regionales, que son 11.500 kilómetros, a las cuales no se pudo atender con los recursos que hubiera sido necesario durante los años de crisis económica al concentrarse esos recursos en los servicios sociales» declaró.

Carreteras regionales

El consejero de Fomento y Medio Ambiente apuntó que ahora están concentrando los recursos de la «pequeña mejoría» que va teniendo la Consejería en los presupuestos regionales en que las carreteras regionales estén con el estado adecuado. Suárez-Quiñones dejó la puerta abierta a analizar el planteamiento de Fomento pero siempre teniendo en cuenta que la prioridad de la Junta de Castilla y León es atender sus propias carreteras. Tras el accidente de la pasada semana, la Plataforma de afectados por la Nacional N-I se ha movilizado para exigir la liberación del peaje de la autopista AP-1, que secundó ayer el consejero una vez que concluya la concesión, prevista para el mes de noviembre del año que viene.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla