+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Luz verde al Plan Anual de Fiscalización del Consejo de Cuentas para este año

El PSCyL critica que no se recoja en el programa una auditoría sobre el contrato del Hospital de Burgos.

 

El presidente del Consejo de Cuentas, Jesús Encabo, en la Comisión de Economía. RUBÉN CACHO -

03/03/2018

ICAL | VALLADOLID

La Comisión de Economía y Hacienda de las Cortes aprobó ayer, con los votos a favor de PP, la abstención de Cs y en contra de PSCyL, que realizó duras criticas, Podemos e IU, el Plan Anual de Fiscalizaciones de 2018, después de que el del ejercicio pasado quedara en suspenso por la falta de acuerdo de los grupos, en el que se recogen auditorías especiales en la sanidad, la educación y los servicios sociales.

El presidente del Consejo de Cuentas, Jesús Encabo, manifestó en su presentación que la resolución de la Presidencia de las Cortes para la tramitación del Plan Anual de Fiscalizaciones de 2018 es un «avance» porque se presenta como «un todo», más transparente al ser presentado antes y más ágil en el procedimiento.

Encabo señaló que la «insólita situación» que produjo el rechazo del plan de 2017 produjo «preocupación» en el seno del Consejo de Cuentas al considerar que la institución debe estar al margen del debate partidista.

En cuanto a las fiscalizaciones especiales, explicó que están orientadas a estudiar el gasto público desde parámetros de eficacia y eficiencia y se centran en las tres grandes áreas de gasto con impacto más directo sobre la ciudadanía, como son la sanidad, la educación y los servicios sociales.

De esta manera, se incluye el análisis comparativo de los gastos no sanitarios de funcionamiento de los principales hospitales públicos; la fiscalización de los gastos de funcionamiento de centros docentes públicos y concertados; y un informe sobre las subvenciones destinadas a servicios deficitarios de transporte público regular por carretera.

Otras novedades, son el análisis y evolución de la deuda sanitaria no imputada a presupuesto; tres informes sobre situación de la actividad económico-financiera de la administración autonómica, sus empresas y fundaciones; y las cuentas anuales de la Universidad de Valladolid. Por otra parte, se mantienen la fiscalización de la Fundación Siglo y la relativa a los sistemas de adquisición de material sanitario en atención especializada.

En su comparecencia, explicó que un 85 por ciento de los municipios y un 82 de las entidades menores de Castilla y León habían rendido cuentas a fecha de 25 de febrero, que en el computo agregado supone un 82 por ciento del total. Por otro lado, manifestó que el déficit sanitario no tiene una solución y en el ejercicio de 2016 había 390 millones, sin incluir los intereses, pendientes de imputar a presupuesto.

Hospital de Burgos

El portavoz de Hacienda del Grupo Parlamentario Socialista, José Francisco Martín, se preguntó hoy cómo es posible que al Consejo de Cuentas de Castilla y León no le interese fiscalizar el contrato del Hospital Universitario de Burgos.

Martín se mostró muy critico con el acuerdo de PP y Ciudadanos -incluyó también a Podemos- para aprobar este plan, como recoge la nueva resolución de la Presidencia de las Cortes, que denominó «trágala o lentejas». Según el socialista, esa decisión va en contra de la autonomía e independencia de este órgano y plantea «serias dudas» por actuar «con obediencia a la Junta y al PP». Por último, advirtió de que su grupo no aprobará ningún plan futuro «por muy bueno que sea», si no se plantea la fiscalización del Hospital Universitario de Burgos.

El procurador de Podemos Félix Díez reconoció que el plan para 2018 es «más ambicioso» que los aprobados en otros ejercicios y valoró en especial que se fiscalice el gasto en sanidad, educación y servicios de transporte.

Por parte, Manuel Mitadiel (Ciudadanos) recordó que su grupo rechazó el plan del año 2017 al considerar que el Consejo de Cuentas no está con los asuntos que son la actualidad y que las propuestas de la oposición «nunca son tenidas en cuenta».

El parlamentario valoró el avance de diálogo entre la institución y los grupos y pidió que ese camino se siga en el futuro y definió como «interesantes» las auditorías especiales recogidas para este año, aunque lamentó que no se haya fiscalizado antes el gasto no sanitario de los hospitales porque hubiera servido a la comisión de investigación del HUBU.

El procurador de IU-Equo, José Sarrión, calificó de «correctas» las auditorías que recoge el plan presentado pero lamentó que no se incluya la propuesta de fiscalización del contrato del Hospital de Burgos.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla