+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La piada de los prófugos

 

VERLAS VENIR ERNESTO ESCAPA
12/07/2018

P or fin, Mitadiel y los servicios parlamentarios localizaron a los prófugos José María Arribas y Santos Llamas, distraídos en sus jubileos, para que comparezcan en la comisión investigadora de la ruina del ahorro, a la que ellos pusieron cara en Caja Burgos y Caja España. Con suerte provisionalmente bien diversa, al menos en el plano de la investigación judicial, aunque ambas entidades fueran ávidamente engullidas por otras más despiertas y mejor gestionadas.

El rastro dejado por los comparecientes previos en comisiones parlamentarias de investigación, tanto autonómicas como nacionales, no anima la expectativa de aguardar revelaciones sustanciosas, por cuanto estos gestores políticos de las entidades de ahorro tienden a considerar a quienes les interrogan como vicarios de segundo nivel de aquellos que los auparon a una responsabilidad que facilitó que recibieran millones a paladas para sus negocios. Millones que luego no devolvieron. Ni Arribas en Burgos, ni Llamas en León.

El empleado de Llamas en Caja España, su director general José Ignacio Lagartos, confió a los parlamentarios en su turno que la bola de los créditos desatendidos por el empresario provocó en la entidad un toque a rebato de sálvese quien pueda, en cuya estampida el objetivo compartido por los consejeros investigados y sobreseídos fue lo que expresivamente definió como «salvar el pellejo». Con seguridad, los pillastres de aquel grupo de consejeros aprovecharían semejante atropello tumultuario para retirarse bien servidos, pero esa hipótesis no la van a desvelar los comparecientes don Llamas y don Arribas.

Sobre todo, una vez que sus controladores ya nos han contado que no controlaban nada y que el juez Muñiz Tejerina decidió archivar la pesquisa por sobreseimiento. Por si hubiera alguna duda respecto a lo que pueda esperarse de los comparecientes cajeros, el reciente paso por la comisión del Congreso sobre el Banco Popular del inspector Ignacio Pardo, ya dejó claro que no hay nada que esperar. Pardo comparecía como experto con información privilegiada de aquella ruina bancaria, para expresar que era una información embargada por su compromiso con el regulador europeo, que no quiere que se hagan potingues con sus decisiones.

La comisión autonómica, que investiga la liquidación de las cajas de Ahorros históricas, tiene bien localizados a los responsables del derrumbe, así como el paisaje resultante después de la verbena. Pero un pacto previo entre populares y socialistas excluyó de la comparecencia parlamentaria a los confidentes más jugosos. Aquellos que aprovecharon créditos desmedidos y hasta temerarios para incorporar a su patrimonio las joyas de la corona inmobiliaria de las cajas. Créditos apañados en condiciones más favorables al beneficiario que a la entidad. Claro que de estos manejos intestinos perpetrados en la cocina no se iba a contar nada en la comisión de las Cortes.

Los consejeros que pusieron nuestros representantes políticos, sindicales y empresariales en el gobierno de las entidades de ahorros no procedían en ningún caso de Sicilia, pero siempre estuvieron sujetos por una implacable ley del silencio.

Así que cuando la próxima semana concluya por fin el desfile de la profusa ronda de comparecientes vamos a seguir sabiendo tan poco como sabemos ahora, aunque amoscados con malicia de que sólo la Justicia podrá esclarecer los manejos de un tráfico tan turbio. Con Arribas investigado por la Audiencia de Burgos, apremia el pronunciamiento de la Audiencia leonesa, órgano que debe expresar su criterio respecto al sobreseimiento del juez sobrevenido a la causa Fernando Javier Muñiz Tejerina.

   
1 Comentario
01

Por saavedra 11:52 - 12.07.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y como siempre en este País se iran de rositas, mientras la ciudadanía hace de pagano. ¡Que vergüenza!

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla