+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ARRANCA LA LAEGISLATURA

Primera votación de un tiempo nuevo en unas Cortes sin mayoría del PP

La elección de la nueva presidenta en segunda vuelta evidencia la nueva configuración de la Cámara Silvia Clemente recuerda que el gran objetivo deben ser los más desfavorecidos y los sectores en crisis

 

La nueva presidenta de las Cortes, Silvia Clemente, recibe la medalla de manos de la presidenta de la Mesa de Edad, durante la Sesión constitutiva de la IX Legislatura - RUBÉN CACHO

EFE | VALLADOLID
17/06/2015

Las Cortes de Castilla y León de la novena legislatura se constituyeron ayer con una mirada hacia los más desfavorecidos, presentes en la voz de los mineros, en un parlamento que vive un tiempo nuevo y plural, con cinco grupos, y con el compromiso compartido de ofrecer soluciones reales.

La nueva presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, elegida en segunda vuelta con mayoría simple del PP, se refirió en su primera intervención a esa búsqueda de soluciones para quienes «están en paro, a los más desfavorecidos y a los que están en riesgo de exclusión», aunque también se acordó de otros sectores con problemas, como el de la agricultura y la ganadería.

La sesión arrancó con la elección de los cinco miembros de la Mesa de las Cortes, que se repartieron el PP —tres representantes— y el PSOE —dos— pese a haber negociado en los últimos días la posibilidad de que Podemos y Ciudadanos tuvieran voz en este órgano. Acompañan a la presidenta en este órgano los populares Ramiro Ruiz Medrano como vicepresidente primero y Óscar Reguera, procurador por Zamora nacido en León, como secretario primero, además de los socialistas Ana Sánchez, en la Vicepresidencia segunda, y el leonés Óscar Álvarez como secretario segundo.

La nueva presidenta, remarcó a los 84 procuradores con los que arranca esta legislatura —42 del PP, 25 del PSOE, 10 de Podemos, 5 de Ciudadanos y uno de UPL e IU— que deberán preservar los «valores democráticos» y dedicar su empeño para que las Cortes sean «el verdadero centro de la vida política de la Comunidad».

Así, llamó a buscar «en todo momento el consenso a través del diálogo y el debate de las ideas como herramientas esenciales en la aproximación de posiciones, impulsando la búsqueda de acuerdos y favoreciendo la moderación y el respeto mutuo para fortalecer juntos los pilares de nuestra convivencia».

Clemente ofreció toda su «experiencia en la búsqueda de acuerdos», forjada durante los últimos años como consejera de Agricultura y Ganadería con las organizaciones profesionales agrarias, empresas del sector e instituciones, que en su opinión han deparado resultados que han colocado a la Comunidad «a la vanguardia» y con su paso anterior por Medio Ambiente, Cultura y Turismo.

«Todo ello me da un amplio conocimiento de las enormes posibilidades de futuro en esta tierra», aseguró la nueva presidenta, convencida de que su periodo en este cometido servirá para «abrir más si cabe las puertas de esta Cámara» a los ciudadanos.

El objetivo de esta apertura debe ser doble, en opinión de la presidenta: por un lado para que conozcan y sientan como propia esta institución y los valores que representa, y por otro para desarrollar y abrir nuevos cauces de participación activa de los ciudadanos en la actividad legislativa.

De hecho, se comprometió a impulsar la efectiva participación de los ayuntamientos en el ejercicio de la iniciativa legislativa que tienen reconocida en esta Comunidad a través de la Ley 4/2001, con la que pretenden dar «voz a los 2.248 municipios» que forman el territorio.