+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Tejerina destaca el potencial económico de la industria del vino en la comunidad

La consejera, Milagros Marcos, anuncia la creación de una plataforma de competitividad del sector vitivinícola.

 

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, en Valladolid en el Encuentro Mediático organizado por Ribera del Duero. PACO SANTAMARÍA -

La ministra lamenta la masculinización del campo. JESÚS F. SALVADORES -

11/02/2018

efe | valladolid

El sector vitivinícola y el enoturismo se perfilan como elementos clave para la proyección internacional de Castilla y León, según sostuvo ayer la consejera de Agricultura, Milagros Marcos y el director general de Turismo, Javier Ramírez.

Ambos participaron ayer en Peñafiel (Valladolid) en los II Encuentros Mediáticos organizados por la Ruta del Vino Ribera del Duero, junto a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, en una ponencia dirigida a una veintena de periodistas de algunos de los principales medios de comunicación nacionales que están realizando un recorrido turístico este fin de semana por la Ruta del Vino Ribera del Duero.

Milagros Marcos destacó que la DO Ribera del Duero es la única de la región en la que, durante los últimos años, ha seguido creciendo exponencialmente no sólo en producción sino en volumen de negocio e incluso año tras año se incrementa más el valor económico que la producción. «Eso se traduce en beneficio e incentivo para seguir creciendo», ya que genera la mitad del volumen de negocio de todas las denominaciones de origen de vinos de la región, con más de 8.000 empleados de un total de 19.000, más de 300 bodegas (de las 600 que existen) y un volumen de negocio de más de 300 millones, de los 850 millones que genera en total el sector en Castilla y León.

La consejera de Agricultura indicó igualmente que el gran reto del sector es la unión, tanto en la producción como en la comercialización a nivel nacional e internacional, si bien ha agradecido la financiación que llega del Ministerio a través del programa para la comercialización en terceros países y que supone más de 6 millones de euros para toda Castilla y León, de los que 4,5 millones son para Ribera del Duero.

Marcos ha planteado que los retos a abordar de cara al futuro son la creación de una plataforma de competitividad del sector vitivinícola, trabajando con el sector productos en líneas de innovación y con el sector bodeguero en exportaciones y dando impulso a los vinos de pago para apoyar una calidad diferenciadora.

Por último ha anunciado la celebración de la Fiesta del Vino de Castilla y León en Burgos el 22 de julio que se desarrollará con distintas actividades, entre ellas el concurso de los Premios Zarcillo y la organización e una feria del vino en cada uno de los espacios históricos de la ciudad.

«Lo hemos denominado Palacios del Vino, para que historia, patrimonio, turismo y gastronomía se unan durante un fin de semana en una gran fiesta para intentar poner aún más en los mercados nuestros vinos, darlos a conocer a nivel internacional y promocionar turísticamente nuestro sector», ha sostenido. El director general de Turismo, Javier Ramírez, ha resaltado también en esta línea al enoturismo como «una llave para abrir mercados internacionales y conseguir que Ribera del Duero sea referencia turística a nivel internacional».

Ha hecho hincapié en los numerosos años de trabajo y esfuerzo que se han dedicado hasta lograr hitos tan importantes como el reconocimiento en 2012 como Mejor Región Vitivinícola del Mundo, y recientemente la recomendación del New York Times como uno de los dos destinos recomendados para visitar en España durante este 2018. El presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero, se ha referido a la unión y el trabajo común en torno a un nexo común, el río Duero y el vino y ha asegurado que el próximo reto de esta Ruta será llegar a la excelencia turística.