+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Tudanca afea los insultos lanzados a Soraya Rodríguez

El socialista pide la dimisión del consejero de Sanidad por «los desastres sanitarios».

 

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca. R.G. -

19/01/2017

efe | valladolid

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, tildó ayer de «lamentable espectáculo» el acontecido durante una reunión del PSOE de Valladolid cuando la diputada Soraya Rodríguez abandonó el encuentro después de que un militante la increpara acusándola de traidora. Tudanca defendió la libertad de expresión de los militantes «una de las esencias del partido», pero recordó que «siempre desde el respeto». «Puede que no esté de acuerdo con tu opinión, pero daría mi vida para que puedas expresarla», dijo el secretario general del PSOE.

En una reunión del partido en la sede local de Valladolid, la diputada y exportavoz del PSOE en el Congreso abandonó un encuentro entre acusaciones de traidora por parte de un militante, quien tachó a la política haber apoyado a la gestora en el conflicto interno vivido en el partido.

Ante estas críticas, Rodríguez negó las acusaciones y reclamó respeto a sus opiniones, aunque finalmente abandonó la sede del PSOE de Valladolid. Asimismo, el líder autonómico también aprovechó ayer para asegurar que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, será «bienvenida» en su visita a la Castilla y León este sábado, aunque remarcó que no conoce su agenda y que él está centrado en el encuentro que mantendrán los socialistas en el Castillo de Fuensaldaña (Valladolid).

«Inmediata»

Por otro lado, Tudanca insistió ayer en pedir la dimisión del consejero de Sanidad, Antonio Sáez, al que considera responsable de los «desastres sanitarios que acumula esta comunidad autónoma». A juicio del portavoz socialista y secretario general del PSOE, los problemas de la sanidad castellanoleonesa solo pueden resolverse con la marcha inmediata del consejero y con un cambio radical en la política sanitaria que se lleva a cabo en la comunidad autónoma.

Tudanca, que mantuvo ayer por la tarde en Aranda de Duero un encuentro de trabajo con cargos públicos socialistas, lamentó el «aciago» arranque del año 2017 en materia sanitaria, en el que se han sucedido cierre de camas hospitalarias, colapso de urgencias, pérdida de pruebas diagnósticas o deterioro de los transportes de enfermos oncológicos.