+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Unidad Canina de Burgos cumple 20 años de rescate

Dieciséis voluntarios y trece perros trabajan pese a los recortes de subvenciones.

 

Los perros son adiestrados para rastrear desaparecidos o buscar bajo los escombros. JESÚS F. SALVADORES -

09/01/2017

efe | burgos

La Unidad Canina de Salvamento del Grupo de Rescate Espeleológico y de Montaña (GREM), ubicada en Burgos, encara el 2017 con la confianza de «aguantar el tirón» después de años de recortes en subvenciones públicas, «que hacen mella» en el ánimo de los voluntarios que impulsan este equipo único en Castilla y León.

La Unidad Canina de Salvamento del GREM, radicada en dependencias del Ayuntamiento de Burgos en el barrio de Villafría, está compuesta por dieciséis voluntarios y trece perros de la raza pastor belga malinois.

Lleva veinte años, cumplidos en 2016, dedicada a entrenar a los perros en búsqueda y rescate de personas desaparecidas, en campo y en ciudad, sepultadas bajo escombros o víctimas de terremotos, avalanchas de nieve y otros desastres naturales.

Álvaro Martínez, su responsable, ha recordado a Efe que dependen de la Agencia de Protección Civil de la Junta de Castilla y León, de la que reciben anualmente una ayuda de 10.210 euros.

A ello se suman los 4.000 euros del Ayuntamiento de Burgos, que les cede también las instalaciones en Villafría, edificio y amplio bosque compuesto por encinas y robles.

Esos 14.210 euros le sirven al GREM para cubrir algunos de los costes derivados de los canes, el equipamiento y el mantenimiento de sus instalaciones.

Una cantidad manifiestamente insuficiente, ha recordado Martínez, lo que les ha llevado por ejemplo a tener que aprender a realizar el mantenimiento de su propio parque de vehículos.

O a reducir las salidas al exterior, a operativos de búsqueda de ámbito internacional, en los que siempre han tenido una presencia exitosa, como el terremoto de L’Aquila (Italia) de 2009.

Álvaro Martínez ha asegurado que llevan años sufriendo fuertes recortes en ayudas públicas, y se mantienen con lo mínimo, así que para este 2017 piden «ser capaces de continuar».

«Aguantar el tirón» porque esto es una maratón, no una carrera de fondo, ha afirmado el responsable de la Unidad Canina de Salvamento, si bien la situación «hace mella en los voluntarios».

Buscar tiempo en otra localidad