+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Abuela, grita

 

GARCÍA TRAPIELLO
07/03/2018

Los abuelos vienen ya enseñados de haberlas pasado caninas. Las abuelas, el doble. Acunados por tantos miedos que les tocó vivir, a esta edad se resignan a lo que haya o a lo que venga y, si alguno reburdia, su furia no pasa de la puerta del bar ni se les sube al banco del parque clamando al cielo para que se subleven las nubes; el silencio es su norma, dejan siempre que hablen otros antes... e incluso los hay que besan la mano que empuña la puntilla y, camino al matadero o al crematorio, les votan.

Pero la próxima vez ya no será del todo igual y no serán pocos los que quieran que se vea lo que vale un voto-peine. En las protestas de pensionistas que afloran en cada plaza española últimamente es Mangasverdes quien les dice que son buenas horas, aunque Sanseacabó les asegura que nunca es tarde, que aún se está a tiempo, algo que el partido gobernante ya está comprobando al ver cómo el levantamiento de la clase pensionada le está royendo las encuestas y los zancajos.

Viene primavera revoltosa.

La abuela de Angelines Tapioles -zamorana del Tera, 86 inviernos y muy galana ella- le puso deje flojo al aparato cuando la llamó muy animada por teléfono insistiéndole en que «si no gritas, no te oyen y, si no te oyen, no existes... no existes, abuela... a la autoridad siempre le sobran otros ruidos «existenciales» que atender primero... tienes que hacer ruido y estar el jueves 8 ante el ayuntamiento de Camarzana con todas las mujeres que van a ir allí para que las oigan, será una jornada histórica en todo el mundo, tienes que ir, abuela, y ahí cabrá también el grito por las pensiones de asco que tenéis». Y la abuela, reticente: seguro que hará frío y la ciática me mata. Angelines insistió: esa ciática no te impide ir a la iglesia todos los días... y además, el arzobispo Osoro de Madrid ha dicho que comprende que las mujeres hagan huelga ese día porque «hay que defender sus derechos; lo haría también, y lo hace de hecho, la Santísima Virgen María». La abuela enmudeció: ¿sí?... ¿y crees que debería llevar el escapulario de la Milagrosa?... pues en realidad, dijo Angelines, tampoco sobrará.