+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL BAILE DEL AHORCADO

Aburrís mucho

 

Cristina Fanjul
11/05/2018

Aquí seguimos a lo mismo de siempre. Estamos en elecciones y ni siquiera ahora son capaces de quitarse las gafas de miopía. En esta Comunidad estamos a los céntimos de más que Europa nos rasca en el precio del litro de leche, a la remolacha, al grial y a la semana de la morcilla. Todo, muy revelador del lugar hacia el que quieren llevarnos o, mejor aún, del sitio en el que han decidido que nos quedemos. Y, sin embargo, en León, con una administración pegada a la inercia del siglo pasado, trabajan líderes que desarrollan sistemas con los que esta provincia podría cambiar su lugar en el mundo. Todos los años, Europa pone en competición miles de millones de euros para proyectos de I+D+i, para iniciativas de investigación a las que, no se lo van a creer pero es así, ningún político autonómico ni provincial asiste. El dinero no se pierde porque hay personas que demuestran que el poder político cada vez estorba más, que es un lastre que debemos subvencionar con nuestro trabajo.

Ellos, en cambio, viajan hasta Bruselas —se lo pagan con su dinero—, presentan su propuesta y consiguen los fondos necesarios para desarrollarla. Ellos son el futuro y no los que se hacen fotos con el cartel de la PAC, una subvenciones que perdimos hace tiempo y que no son más que el maquillaje con el que Europa disimula con los paysans franceses, con la Semana Santa y las máquinas picando acera, para que parezca que construimos ciudad.

Para progresar no necesitamos alta velocidad en el tren sino en internet. Globalidad no significa que el mundo sea cada vez más grande. Es más bien lo contrario, aunque haya pueblos de León que parecen estar en el culo del mundo (analógico). Necesitamos jóvenes que sepan hacia qué lugar debemos girar la mente, que abran ventanas de oportunidades, que se crean que desde aquí puede hacerse lo mismo que desde cualquier otro lugar del mundo, que las posibilidades son cada vez más probables. Las fronteras sólo nos las marcan ellos, en forma de aranceles legales, trabas que impiden que cada uno sea quien quiere ser. Pues eso, ?elecciones.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla