+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ÚLTIMA DEL DIARIO

La Alhambra se tiñe del color nazarí

Un proyecto busca reavivar la esencia de Al-Andalus a través de sus costumbres, de su flora y sus costumbres.

 

El burro Manías es la última incorporación de la Alhambra. PEPE MARÍN -

10/12/2017

maría ruiz | granada

El Patronato de la Alhambra apuesta por recuperar su patrimonio inmaterial y suma a la rehabilitación de estancias y palacios una mirada al pasado por la que ha reintroducido olivos centenarios y granados amargos, el uso de burros o rebaños de ovejas y oficios históricos como el acequiero. Manías se ha convertido en la última incorporación a la plantilla del Patronato de la Alhambra, su nueva casa, y tendrá como salario al trabajo de carga y a su ayuda para acometer pequeñas obras unas vistas monumentales y comida garantizada. Este fichaje es un burro andaluz de 10 años, una muestra de la apuesta del monumento, el más visitado del país, por recuperar la esencia y modos nazarís y mirar al pasado para garantizar su futuro. El Patronato de la Alhambra mima sus estancias y tiene eternamente colgado el cartel de obras para recuperar la minuciosidad de sus decoraciones, la pulcritud de sus artesonados y conservar así sus palacios para combatir el paso del tiempo. Pero va más allá en una clara apuesta por reavivar la esencia de Al-Andalus a través de sus costumbres, de su flora, de resucitar semillas y oficios en desuso para que las maneras de otros siglos rebroten. Para lograrlo, la lectura y la música han vuelto a ocupar la Torre de la Justicia, uno de los principales accesos al monumento construido en 1348 y en el que cada sábado toman protagonismo partituras y escritos para rememorar que estas mismas estancias fueron, en el siglo XIX, el origen de la Biblioteca de la Alhambra.

La Alhambra se ha convertido así en el primer monumento con este servicio en España, una muestra de la importancia que otorga el Patronato a su patrimonio inmaterial y artístico.

«Queremos reivindicar nombres históricos como el de Ángel Barrios y recuperar paisajes culturales, no solo como imagen sino como muestra de la sabiduría pasada, hablar como en la época nazarí y volver al trabajo manual y a las técnicas y oficios de Al-Andalus», ha explicado a Efe el director del Patronato, Reynaldo Fernández.

En esta senda, «Manías» no ha sido el único animal en adentrarse en la fortaleza andaluza ya que este verano se le adelantaron las 660 ovejas de raza segureña mezclada con murciana que pastorea Francisco Plaza y que se alimentaron del pasto del Generalife.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla