+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cosas de aquí | Ruinas con historia a precio de saldo

Balboa se compra un castillo

El pequeño Ayuntamiento del Bierzo Oeste adquiere por 3.000 euros lo que queda en pie de la fortaleza para convertirla en uno de los emblemas de su apuesta por el turismo y el ocio rural

 

Paula Díaz - corresponsal | balboa
Paula Díaz 25/10/2006

Al suroeste de Balboa y dominando el valle se alza una fortaleza medieval, hoy en ruinas, testigo mudo de la historia del municipio y de la comarca berciana. Y hasta ayer, el castillo del Balboa parecía abocado a su fin tras siglos de historia, de no ser por la intervención del Ayuntamiento, que ha adquirido el viejo monumento por el simbólico precio de 3.000 euros, abriendo las puertas a su recuperación y posterior uso turístico. De esta forma, tras un año de negociaciones, el acuerdo alcanzado por la familia Cerezales, heredera del emblemático castillo, y el Ayuntamiento de Balboa, permitirá, según explicó el alcalde, el popular José Manuel Gutiérrez Monteserín, que la fortaleza pase a manos del consistorio que, a partir de este momento, se esforzará por acondicionar el recinto, con el objetivo de que en el plazo de un año pueda ser visitado. Una tarea que permitirá incrementar el rico patrimonio cultural y natural que posee el valle del Balboa y que han hecho de esta zona la abanderada del turismo rural en el Bierzo e, incluso, el Noroeste del país. Para ello, tal y como avanzó el regidor, ya se han iniciado los primeros contactos con la Asociación de Amigos de los Castillos y se solicitarán subvenciones a todas las instituciones que se pueden implicar en este proyecto. Unas ayudas que nunca serán suficientes, puesto que sólo quedan en pie la torre del homenaje y algunos muros. En cualquier caso, tal y como subrayó José Manuel Gutiérrez Monteserín: «La idea es asentar las ruinas que hay para que no se sigan deteriorando. No queremos hacer una rehabilitación integral de la edificación, sino más bien consolidar lo que existe, limpiar el entorno y hacer una entrada desde el auditorio para que se pueda visitar». El castillo de Balboa, que hasta ahora pertenecía a la familia del presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Ricardo González Saavedra, se localiza en una zona cercana al castro prerromano. Un entorno que se presenta como un conjunto paisajístico único y sede principal de la vida cultural del valle tras la construcción, enclavado en la ladera de la montaña y fusionado con la misma, de un auditorio al aire libre, que se ha convertido, por su fisonomía y por las actividades que acoge, en el gran anfiteatro del mundo celta. El castillo atesora una larga historia, aunque poco conocida. Se empezó a construir en el siglo XII y se concluyó en el XIII. Aparece mencionado, señaló el alcalde, en el Códice Calixtino, donde se dice que «sobre las antiguas ruinas se empieza a construir una nueva edificación, por lo que suponemos que antes del castillo existía allí una fortificación prerromana». El castillo, ya en manos de Pedro Álvarez Osorio, fue reconstruido tras la revuelta de los irmandiños, por lo que los muros que hoy se contemplan de esta hermosísima edificación son de entonces, mientras que en el siglo XIV, perteneció a los Rodríguez García de Valcarce, de los que pasó al conde de Lemos y al marquesado de Villafranca.

Buscar tiempo en otra localidad