+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Se busca líder estable

 

a la última Manuel Alcántara
17/01/2017

No hay nada más penoso que ser un exjefe que se ha quedado sin seguidores y cuando mira atrás sin ira comprueba que no hoy nadie. Sólo una persona mencionó a Pedro Sánchez en el debate del Comité Federal y no han pasado más que tres meses de su defenestración. Los hinchas se han mutado en verdugos sin cambiar la insignia de sus camisetas. A aspirante muerte, aspirante puesto. ¿Dónde están los sanchistas? Algunos le dan consejos, ya que no pueden darle ejemplos. Van a conseguir que nos caiga simpático. La carrera a la secretaría general del PSOE depende de la que haga Susana Díaz y eso nunca se sabe porque ella no corre ni siquiera riesgos. «Quien resiste gana», nos decía siempre Camilo José Cela, que en el fondo no hacía más que repetir eso, tan antiguo, de que «todo el que aguarda sabe que la victoria es suya». El buen Patxi López, que es el político que más cuidado tiene para no decir tonterías, se ha adelantado anunciando su candidatura. Precisamente ahora, cuando la Organización Internacional del Trabajo divulga que en el mundo hay 201 millones de personas que no tienen trabajo y se tienen que aguantar las ganas de trabajar, después de aguantarse las ganas de comer.

En política lo que no es posible es falso, decía siempre mi paisano Cánovas del Castillo, pero ya sabemos que creer en cualquier programa político es tan arriesgado como juzgar un libro por lo que dice su prólogo. El ser humano no es únicamente una criatura inconsolable, sino alguien que busca consuelo y sabe que algunas veces lo encuentra. Basta con no leer la factura del rescate de las cajas de ahorros, si tampoco se leen las numerosas páginas del ‘caso Yak’. España ha alcanzado su máximo histórico en donaciones y trasplantes. Hay gente buena de verdad, aunque siempre estemos hablando de los verdaderamente malos, que son los que hacen más ruido. Marine Le Pen defiende la expulsión masiva de inmigrantes. Cree que echar a los hambrientos es una forma de combatir el hambre. Sus partidarios crecen.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla