+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Chumy Benamariel

 

CORNADA DE LOBO pEDRO TRAPIELLO
14/01/2017

Acabó Chumy Chúmez maldiciendo a Durruti porque era tan bueno dibujando ya de rapaz en su escuela vasca durante la Guerra Civil, que todos le pedían repetir ad infinitum los retratos que hacía del líder anarquista, entonces gran estrella de la griesca incivil y un leonés de poco tilín cazurro que cantaba «nostra patria, il mondo entero; nostra legge, la libertá», emigrado como los abuelos de Chumy de Benamariel, razón que le llevó a él a nacer en Donosti; y guipuchi en los Madriles se sintió toda su vida, aunque cuando averiguó su origen le invitaron a conocerlo y entonces ya lució un guiño cazurrillo.

Chumy murió hace catorce años (aún recuerdo viva su agudeza en nuestras tertulias con Del Olmo), pero ha vuelto a las noticias porque ha sido entregado su legado de dibujante y escritor a la Biblioteca Nacional, ad maiorem gloriam de la cultura española que se enriquece con este gran tipo a medias entre Solana y Gómez de la Serna, pues el humor de sus viñetas no está tanto en el dibujo (claro precursor de El Roto), como en sus textos, que no pierden rotundidad si sus viñetas las oye un ciego. Ahí van algunas:

«El dinero no da la felicidad, pero ayuda a quitársela a los demás»... «Los derechos humanos son tres: ver, oír y callar»... «Yo sólo le debo a mi patria mi antipatriotismo»... «Yo se lo debo todo al pueblo (dice el político), ¡pues devuélveselo! (dice el público)»... «¿Por qué las crisis monetarias las padecemos siempre los que no tenemos ni una peseta?»... «Yo soy pobre, pero honrado... las desgracias nunca vienen solas»... «Si Cervantes hubiera escrito El Quijote en un ordenador con memoria, se habría acordado del lugar de La Mancha en que vivía el hidalgo de los de lanza en astillero»... «Antes había pobres y ricos. Ahora caminamos hacia la igualdad y sólo habrá pobres y pobres»... una guinda: «¡O nosotros o el caos!... ¡el caos, el caos!, respondieron... es igual, también somos nosotros»... y el mejor: «Resuelto el dilema: el hombre blanco desciende de Adán y Eva y el resto del mono».

Y todo sencillamente.

Gracias, Chumy, por pensar hondo bromeando y por reprendernos riendo.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla