+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL BAILE DEL AHORCADO

Cruzar fronteras

 

CRISTINA FANJUL
05/01/2018

He leído que este puede ser el año de la muerte del periodismo. Siempre ha habido agoreros, pero lo tendremos difícil si no cambiamos nuestra manera de pensar. Nos quejamos de que las redes sociales nos dejan en cuarto menguante, nos escudamos en palabras que no significan nada, como postverdad, por ejemplo, como la caída de anunciantes, por ejemplo, como la indexación de contenidos o los algoritmos. Todas ellas son palabras huecas, nuevas modalidades de una industria que es tan sólo eso, factores económicos que no suman demasiado si de lo que se trata es de llegar a la verdad. La verdad es que el periodismo no es papel, no es una frecuencia, no son los espectros radioeléctricos ni las nuevas formas de comunicación digital. El periodismo es sentarse a escuchar y luego escribirlo. Parece simple, sólo que no lo es. Mirar, escuchar y contar son tres acciones que se ‘sindican’ en una sola: cruzar fronteras, las fronteras físicas y, sobre todo, las que te marca tu propio criterio, tus emociones, tu manera de mirar al otro, la forma con la que nos buscamos a nosotros mismos. Hay que hacerse muchas preguntas y contestarlas sin dejar de mirar el espejo. El periodismo es crear al tiempo que estás dispuesto a cambiar tu manera de comprender el mundo. Es complicado, y no es un trabajo para cualquiera. Contar una historia es poner en jaque tu propia realidad y ver cosas que no te habría gustado contemplar, es ver el rostro humano. Mucho antes de que llegaran twitter o facebook a intentar decirnos que nuestra labor es inútil, ya hubo grandes periodistas cuya voz sigue resonando frente al trino efímero del pájaro. Cruzar fronteras. Cervantes nos mostró cómo hacerlo, nos enseñó de qué manera podemos lograr que los lectores se vean a sí mismos al leer la crónica de alguien a quien nunca conocerán. El periodismo consiste en salir de uno mismo para mirar más allá y escribirlo. Por eso, y a pesar de fusiones, de cierres, de quiebras, a pesar de todo, el plan B para el periodista siempre será el mismo: cruzar sus fronteras para mirar al otro y destapar su verdad.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla