+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

De pilinguis

 

PEDRO TRAPIELLO
06/11/2011

Hablemos a las claras y sin remilgos (a calzón quitado, diría el clásico viniendo al caso), pues de putas va la noticia y va la peña: España es el primer país europeo en consumo de prostitución (ya somos los primeros en algo, ¡echa unos cuetes!).

Un estudio revela que el 39% de los españoles (mucha gente, tú) se va de putas con alguna frecuencia, compra sexo habitualmente. El estudio es serio y el dato incontestable: ¡un 39%! ¿Qué hacer entonces: avergonzarnos, desmentirlo... o comprobar de soslayo que no se nos ha quedado la bragueta abierta? (anda, tira palante y deja de silbar «La Madelón»).

¿No hay crisis en el «sector»?

Al contrario, no se ve una regulación de plantilla en el oficio más viejo del mundo, la crisis trae mano de obra obligada. El negocio putero mueve cifras fabulosas: no hay impuestos ni facturas, la carne de fulana está tirada y muchas veces no necesitan ni local de alterne porque la calle es su sede social (es industria, se arrima a polígonos industriales y contribuye al PIP, producto interior puto). Se lo llevan limpio y crudo (los chulos, no ellas).

Este país se gasta ¡al día! en pilinguis 50 millones de euros, 18.000 millones al año, toda una tajada griega. Es pasta. El negocio es legal (?) y está en regla, el putiferio tiene papeles. Ostentan su publicidad en vallas o en el culo de los autobuses valencianos. Nadie rechaza esa propaganda. Incluso las páginas del ABC, periódico seriote que ya desde la portada no deja de santiguarse, se plagan de putas «por palabras» nada más doblar las esquelas, como si dijeran el muerto a la hoya y el vivo a la...

Se decía que antes había prostitución porque la española no pasaba del mantecao semanal urgido y de albañil... ¡y a oscuras!... Hoy la libertad sexual de las nativas no debería justificar el aumento de Urelios y puticlubs, pero ahí está el dato y el viento de popa en el negocio.

Lógica, pues, la charla que mantenían anteayer dos empresarios vascos ante unas cocochas al pilpil en Irún: Oye Patxi, esta crisis es una ruina total y nos está jodiendo vivos... ¿y si montamos tú y yo una casa de putas?... coño, Joseba, pues por un lado, bien, ¿no?, pero ¿y si nos va mal?... áivalaostia, Patxi, ¡pues la abrimos al público!...

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla