+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Están maduras

 

CORNADA DE LOBO GARCÍA TRAPIELLO
10/02/2018

Las uvas ya están maduras y sólo hay que subirse a la parra: ahí va Maduro en chándal.

Se puso este personaje grandón uno muy colorista con la marca bien visible cuando el otro día lanzaba pelotas de béisbol (que es deporte norteamericano gracias a centroamericanos y caribeños, veta de las figuras más señeras de la liga USA). Y ahí asomó Maduro como nueva percha de Adidas (diremos Ariras en pijo-british) con su manía de chándal a todo trapo heredada de Fidel Castro -amén de la transferencia que sin duda ha de caerle por hacer de valla publicitaria-, un Fidel que pasó sus últimos años de lánguida orilla sin apear la horterilla prenda de marca con que los abuelos creen parecer juveniles y los jóvenes parecer olímpicos (al menos Hugo Chávez sólo lucía horribles chándals nacionales sin marca ni futuro, viva Venezuela).

Con Maduro vuelve a cocerse la sospecha: ¿y por qué le interesa a Adidas, una multinacional imperialista, pagar como maniquí a quien políticamente representa lo contrario de sus valores capitalistas?, pero sobre todo, ¿por qué le interesa tantísimo a un anticapitalista ponerse un símbolo-totem de aquello que asegura combatir?... aquí sólo responde el cazo... mucho... representantes del presidente venezolano saben lo que tarifa hoy como soporte publicitario la imagen de alguien que sale a menudo en todo medio mundial... así que haciendo caja, que es gerundio, ¿o piensa alguien que es favor gratuito o descuido imperdonable?...

Esas uvas ya estaban maduras y Nicolás sólo tuvo que subir a la parra: Trae ese chándal, míster... y ponle ceros a la canción triste de Wall Street.

Pero el ridículo del estadista en chándal sólo lo supera la idiotez del que luce esa prenda con el logo y letra en modo gigante. No sólo hace gratis una publicidad desmedida, sino que paga el trapo hasta seis veces más de lo que costó, gracias a lo cual la marca podrá doblar publicidad, untar a más fideles y maduros y lograr que mañana ese trapo cueste ya no seis, sino siete veces más (crecimiento sostenible le dicen).

Las uvas están maduras y ellos están maduros... cuánta madurez.






Buscar tiempo en otra localidad