+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Estou até a cona

 

GARCÍA TRAPIELLO
04/03/2018

Antes de nada, traduce el título, aunque en mucho Bierzo no hará falta: «Estoy hasta el coño». Así lo gritan miles de carteles por toda Galicia, ¡hasta el coño!, como quien dice basta, hasta aquí, harta me tienes, la paciencia se acabó. Es el lema para este 8 de Marzo que ha ideado el Bloque Nacionalista Galego.

Y atinan, garantiza la atención popular y mediática llamando por su nombre a la cosa ante la certeza de que muchas mujeres están, efectivamente, muy hasta el coño y que las demás deberían empezar a estarlo sobrándoles tantas razones para ello: injurias salariales, violencia criminal, discriminación, servidumbre doméstica... y si no dice alguna vez ese «estoy hasta», ¿qué mujer no piensa a menudo un «me tiene hasta el coño» la esfera familiar o su empleo de mierda?...

Eficaz campaña. Le presta un necesario descaro y sinceridad a lo que es clamor silenciado entre mujeres. Y el coño no deja de ser también un viejo resumen popular del poder femenino: «Más tira pelo de coño que maroma de buque». Pero además de coño, mete coña ahí el Bloque al replicar un cartel reciente de la Xunta del PP sobre violencia de género que mostraba a mujeres alzándose sobre monumentos señeros gallegos bajo un «O mais grande de Galicia non se maltrata» que inútilmente reprobó la izquierda y que ahora el Bloque lo burla con su «O mais grande de Galicia está até a cona».

La izquierda lució siempre mejores cartelistas y brindó slogans más rotundos que la derecha, ni comparación; la derecha anda siempre más limitada en ideas originales a la hora de propagar... o propalar, vicio de toda política... sólo le queda ir a rebufo e incluso ir plagiando pasado un tiempo... y es que a la izquierda le sobran artistas porque el arte es intrínsicamente contestatario, dogmático y politicón.

Pero ese ¡hasta el coño! se queda corto de furia y el macho lo tomará a título de gracia o prórroga considerando que la marea aún deberá seguir subiendo hasta que la mujer llegue a decir ¡estou até a tetas!... y ahí sí que será temible al saber que, si no hace nada, pero ya, el siguiente paso será ahogarse.

a b

Buscar tiempo en otra localidad