+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Justizia Populá

 

PEDRO TRAPIELLO
17/12/2017

Mucho se dijo hace treintaitantos años del tráfico democrático y la libre expresión que traería internet con sus redes, esas artes de pesca entonces balbuceantes.

Ni lo dudes, me insistía entonces un entusiasta majadero del PCE que ahora está a las caídas culturetas del PP: «la censura ya no cabrá y se podrá desnudar al poderoso, la información no tendrá fronteras y será imparable la circulación de bienes».

¿Y la de males?, le dije... ya te digo.

Por norma soy refractario a todo entusiasmo excitado (tan colegial) y a toda montonera humana alborozada o ruidosa, masa devota, peligro, ya esté prieta en su grada o desfilando, que es peor, ahí se va siempre muy engallado, a voces, echando pecho por delante y picha por detrás: ¿quién contra nosotros?, ¡devolvednos lo nuestro o paredón!... ¡abajo tú, arriba yo!

Por dudar, me arrinconé. Hoy dudamos todos. Sobran evidencias, nos engañan como a tolilis en corro de charlatán, nosotros somos el pescado en esas redes, en.red.ados en la malla, un agobio del que creemos escapar porque nos dejan jugar a veces con ciertas realidades virtuales para que creamos nadar en una libertad oceánica, viento en pepa a toda bola...

Y la Verdad era una trola.

En lo catalán juega mucho papel ese avisador con pantalla que llevamos en el bolso con su tiruliru cada dos por tres. Pesadez. Empapizaos andamos de tanta crema catalana. Nuestros mensajes se atoran de propaganda barata o cruel, chistes soeces, mentiras, burlas... se rasgan los «uy, lo que me ha dicho» y se eleva a síntoma general lo que sólo era puto soldado (al imberbe cretino del tanque lo vendió Puigdemont como un Milans del Boch... y después escondió el gambazo, pero ya la patraña corría, échale un galgo).

En fin, y al fin, el móvil otorga a todo dios la posilidad de constituirse en Justizia Populá (democrática) y cualquiera puede cumplir ya su sueño secreto de ser a la vez policía (fisgo y me chivo), juez (dicto sentencia sin atender a otra razón) y verdugo (corto cabezas y famas), todo un lujoso placer al alcance de la mano... y de un puto clic.

a b

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla