+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Manos en 3D para los niños de Kenia

Un joven madrileño de 23 años crea y diseña estas prótesis que llevará al país africano la semana que viene.

 

Mano robótica cubierta por una especie de «piel» artificial. EFE -

16/07/2017

R. C | madrid

Un alumno madrileño de Organización Industrial ha impreso en 3D manos y brazos protésicos que llevará a Kenia la semana que viene para que personas sin recursos económicos puedan tener acceso a esta tecnología sin coste alguno. Guillermo Martínez, de 23 años y estudiante de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, ha diseñado además algunos de sus modelos, cuya impresión la ha realizado en el centro universitario y en su propia casa. Estos modelos protésicos los llevará él mismo a la región de Kabarnet, en Kenia, después de contactar con la oenegé Bamba Project, donde recibirán las manos y brazos articulados 3D para personas amputadas y con alguna enfermedad que les ha hecho perder un miembro. «Me compré la impresora en enero para cacharrear y entender la funcionalidad de la impresión 3D. Empecé a leer sobre unas manos protésicas, imprimí una prueba y empecé a mejorarlas por mi cuenta y a diseñar otras que no existen de acceso gratuito», explica el estudiante de último curso. «Contacté con la oenegé en Kenia y ha habido una demanda de cuatro o cinco prótesis», asegura.

En esta última semana antes del viaje, Martínez está terminando tres prótesis de mano prensil, dos de ellas de antebrazo y otra de brazo completo, además de varios repuestos para cubrir esta primera ronda de demanda. «Estoy convencido que va a ser una experiencia única debido no solo al contraste cultural, sino también por la satisfacción de ofrecer algo a las personas de esta región, que seguramente de otra forma no hubiesen podido acceder a este tipo de ayudas», afirma. Las prótesis mecánicas funcionan gracias al giro de las articulaciones, ya sea de muñeca o codo y, tras el nuevo diseño del alumno, también de hombro. Martínez explicó que «en el momento del movimiento, todos los dedos se cierran, pudiendo agarrar o sujetar objetos y facilitar la vida cotidiana a la persona».

Buscar tiempo en otra localidad