+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La mujer es euforia, rebeldía y sensualidad

Ágata Ruiz de la Prada, Teresa Helbig y Úlises Mérida muestran en la MBFWM las mil y una caras de la feminidad.

 

La mujer es euforia, rebeldía y sensualidad -

La mujer es euforia, rebeldía y sensualidad -

09/07/2018

dl | león

En la semana de la moda de Madrid Ágata Ruiz de la Prada presentó un abanico de ‘looks’ tapizados con sus estampados típicos que se extienden en patrones ‘oversize’ y en tonos más suaves que en otras ocasiones.. Destacan los guiños surrealistas en abriguitos con ojos y boca, en un ‘top’ con labios gigantescos en el pecho y las gotas de lluvia que se derriten.

En alusión clara a la tapicería, los bolsos son cojines a los que solo se le ha puesto un asa, mientras que las sandalias de triple plataforma se llenan de flores. Una colección que se distancia de la anterior. Las ‘bomber’, las faldas cortas de vuelo y las minifaldas así lo atestiguan.

Teresa Helbig en su trabajo para primavera-verano 2019 experimenta en los tejidos de ‘glitter’ que los imprime de forma manual; los collares y tocados de flores.

Una colección que como ya es habitual es romántica e hiperfemenina a la que añade esta vez una nota bucólica y gótica con los estampados de flores y los encajes teñidos en un juego de volantes y colores suaves. Llama la atención un mono de cuero con pájaros y flores, una americana trenzada y varios vestidos de gasa de estrellas y topos, algunos con capucha. Helbig que ha entrado por la puerta grande de las mejores alfombras rojas del mundo, sigue imparable en su ascensión a Hollywood.

Americanas que son vestidos y un traje blanco de chaqueta actualizan los uniformes. Tras estas muestras de la juventud más frenética y revolucionaria, la pasarela se ha teñido de los colores del amanecer con motivo del desfile de Ulises Mérida, que ha presentado una mujer más madura y sensual que sus predecesoras. El creador ha optado por estilismos con blusas vaporosas en tejidos muy finos, como una gasa brillante. Las piezas flotan sobre el cuerpo de las modelos, sujetándose levemente en los hombros con escotes y tirantes asimétricos