+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL MOLÍN DEL TIEMPU

Murias, Murias

 

Murias de Paredes. -

ROBERTO GONZÁLEZ-QUEVEDO
03/06/2018

El molín del tiempu siente una emoción especial alcordándose de Murias de Paredes. El nome yía muitu guapu: yía un topónimu duplicáu, porque las murias son paredes, anque nestas cuestiones nun hai seguranza matemática. Préstanme los nome duplicaos, porque manifiestan la persistencia del aciertu, la confirmación depués d’una alteración.

You m’alcuerdo muitu bien de qu’al mieu pueblu calificábanlu asina: “Palacios del Sil, provincia de León, obispado de Oviedo, partido judicial de Murias de Paredes”. Murias foi, entós, la mia capital alministrativa. La xente diba a esa noble plaza p’arreglar los papeles ya solucionar los pleitos, porque ail.lí los xueces decidían sobre la propiedá, las herencias, sobre cómo l.levantar la multa si’l bisbuelu morriera no monte. Nos cuentos qu’escuitéi de pequenu apaecía muitas veces Murias. Pola tradición oral corría una hestoria que yera especialmente sonada ya contaba l’aventura d’un héroe del pueblu, Xuan del Outeiru, al que quixenon meter no cuartón pero foi tan intelixente delantre de los xueces qu’estos quedanon desconcertaos, cuachaos ya tuvienon que lu dexar l.libre a él ya a la xente del pueblu a la que querían castigar.

Namás visitéi una vez Murias ya yera you tan pequenu que nun m’alcuerdo. Pero vila muitas veces, posada nun val.le guapísimu, al pasar pola carretera. Agora con esta carretera, paradóxicamente, vive más l.luenxe de Palacios. Pero antias, antias de que l’estáu desaniciara los nuesos sendeiros, vivía al l.lau de nós, l.lindando conos montes de Palacios. Tien pa mi, entós, Murias un aquel fantásticu, un principiu iniciáticu, como una casa prístina onde la mia xente vivía ya negociaba las cousas de la vida.

La despoblación mortal nun fai menguar la mia l.lealtá a Murias de Paredes. Anque reconozo que yía una l.locura, un actu faltu de realismu, you tengo un suenu diurnu: caminar polos montes ya los ríos interminables ya chegar al últimu monte, el que da vista a las casas nobles, a los antiguos palacios de la vil.la. Renovar un xuramentu de fidelidá a esi pasáu que nos roubanon, a esi universu que desarmanon. Yera un mundu chenu de cultura propia, de voces de nenos ya de sabiduría popular. Había outras formas de dir al futuru, pero quixenon el desaniciu ya la destrucción ya si nun inundanon el val.le foi porque nun fuenon quien a faelo. No mieu corazón sigue Murias siendo una capital, pequena, sí, pero un gran tesouru que guarda la plaza del Estremadoriu, onde las familias estremaban, repartían el ganáu que chenaba las casas de riqueza. Una riqueza mui grande, la que nos quitanon ya seguirán quitando.

Buscar tiempo en otra localidad