+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ÚLTIMA DEL DIARIO

La Navidad en el mundo moderno

Los ensayos de Chesterton en ‘El espíritu de la Navidad’ analizan las costumbres religiosas y de consumismo.

 

Los festejos y las compras conviven con el sentido religioso. MARCIANO -

24/12/2017

Alfredo Valenzuela| sevilla

Considerado un maestro por Borges, discutió con amigos progresistas como Bernard Shaw y, gran polemista, dejó escritas miles de páginas, algunas inéditas en España, como muchas de las reunidas en El espíritu de la Navidad, en cuya defensa escribió Chesterton esta curiosa colección de ensayos.

Católico por convicción, Chesterton abrazó causas aparentemente perdidas, como la oposición al divorcio, la ortodoxia, los reparos ante la modernidad o lo que denominaba «la convención del conformismo», de modo que no pudo rehuir un tema como el de la Navidad, de la que él mismo, en el arranque de uno de estos ensayos, admite: «La Navidad no encaja en absoluto con el mundo moderno».

En una reciente encuesta efectuada a escritores sobre cuál consideraban ‘el libro del año’, el filósofo Fernando Savater elige El espíritu de la Navidad, tal vez porque, como señala en el prólogo a esta primera edición española el poeta José Julio Cabanillas, Chesterton «todo lo miró en clave de maravilla».

Y en clave de ironía, porque, cuando afirma que la Navidad no encaja en el mundo moderno, dice que esa falta de encaje se debe a que se trata de una fiesta que «presupone la posibilidad de que las familias estén unidas, o reunidas, e incluso de que los hombres y las mujeres que se casaron voluntariamente sigan hablándose».

El volumen, además de ensayos, incluye artículos periodísticos, poemas, un par de cuentos y hasta una breve obra de teatro, además de varios artículos sobre los cuentos navideños del otro maestro inglés que hizo de la Navidad uno de sus grandes temas, Dickens, y hasta sentencias: «La literatura ha fracasado casi siempre cuando ha intentado describir la felicidad como un estado».

Sentencia que Chesterton se entretiene en desmentir con los cuentos navideños de Dickens, textos a los que atribuye tres cualidades.

«La cualidad dramática» que hace que la felicidad no sea un estado «sino una crisis»; convertir el invierno, el tiempo de la Navidad, como puro contraste, —»elige para estar más alegre el momento preciso en que todo el universo material está más triste»-, y el elemento grotesco como «expresión natural de la alegría».

En contraposición a ese elemento grotesco que, según Chesterton, domina las escenas de felicidad de la literatura navideña de Dickens, «en las utopías modernas el hombre no puede ser feliz porque es demasiado circunspecto». El pavo como centro del banquete navideño, los juguetes y los regalos navideños. «El propio Cristo es un regalo de Navidad», llega a afirmar, y la influencia estética que en la cultura occidental han tenido los tres presentes de los Reyes Magos.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla