+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ÚLTIMA DEL DIARIO

El ‘niño de la guerra’ leonés con Corbyn

El líder laborista recibe en Westminster a Francisco Robles, evacuado en 1937 a Reino Unido desde Guernica

 

Jeremy Corbyn colgó en su Twitter esta foto con Paco Robles y Carmen Kilner, de la Basque Children Association. DL -

ANA GAITERO | LEÓN
23/02/2018

Francisco Robles, el niño de la guerra leonés que fue evacuado tras los bombardeos de Guernica y otras poblaciones civiles de Vizcaya en 1937, a donde había emigrado con su familia, pisó la Cámara de los Comunes, en el palacio londinense de Westminster, cuando van a cumplirse 81 años de su ‘exilio’ en Gran Bretaña.

El miércoles, día de sesión de control en el parlamento británico, la primera ministra Theresa May no quitaba los ojos a la pareja de ‘intrusos’ que ocupaban una de las tribuna. Paco Robles y Carmen Kilner, de la Basque Children Association, eran los invitados del líder del líder de la muy leal oposición de su majestad en el Reino Unido. Jeremy Corbyn quiso conocer de primera mano la experiencia de una persona evacuada durante la Guerra Civil española y les dedicó más de dos horas, con almuerzo incluido.

Paco Robles le contó cómo fueron evacuados desde Santurce los casi 4.000 niños y niñas, entre los que se encontraban él y su hermana María Jesús, en el vapor Habana que atracó en Southampton el 23 de mayo de 1937, dos días después de salir del puerto vizcaíno. Relató cómo la Legión Cóndor, que tenía su base cerca de León, su ciudad natal, iba a bombardear «no sólo Guernica, sino todas las poblaciones cercanas a los Altos Hornos, como Baracaldo, donde vivíamos nosotros y que ametrallaban a la gente que estaba en los balcones».

El líder laborista señaló que «había leído y oído mucho de Guernica, pero era la primera vez que estaba con alguien que había vivido aquello», según relata el entusiasmado niño de la guerra leonés que a sus 91 años cumplió el deseo de llevar la causa de los evacuados a Inglaterra hasta las más altas instancias británicas.

Casi toda la conversación se desarrolló en español, idioma que Corbyn domina después de dos matrimonios con latinas, pues «su primera esposa era chilena y la actual es mexicana». Además, «le gusta mucho Almería y ha visitado León, Salamanca y Bilbao», me dijo.

Paco Robles incitó a Corbyn a «gritar tanto como Theresa May y que le recuerde lo mal que lo hizo como ministra del Interior». El miércoles, en Westminster, cuando se enteraban de que era un niño de la guerra, todo el mundo, incluidos unos diputados suecos y dos lores, querían hacerse fotos con Paco. El líder laborista eligió el balcón de su despacho con el olivo que él mismo plantó como muestra de su admiración por España.