+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA 'CONTRA' DEL DIARIO

La obra póstuma de Hadid en Nápoles

La estación de trenes de alta velocidad, con forma de serpiente se presenta como una novedad arquitectónica.

 

El proyecto,que arrancó en el año 2003, estará terminado este mismo año y facilitará el acercamiento a la ciudad. EFE -

10/01/2017

laura serrano-conde| roma

La estación de trenes de alta velocidad de Nápoles-Afragola, con una sinuosa forma que recuerda a una serpiente y que tiene prevista su apertura a lo largo de este mismo año, será la nueva obra póstuma de la angloiraquí Zaha Hadid en territorio italiano.

El proyecto, que arrancó en el año 2003, se encuentra en estos momentos en construcción y será inaugurado previsiblemente en junio próximo.

Una vez en funcionamiento, se presenta como una auténtica novedad arquitectónica en el país, pues servirá como «puerta de enlace a Nápoles» y facilitará «un acercamiento a la ciudad» desde otros puntos de Italia, en palabras del estudio de arquitectos Zaha Hadid. La apertura de esta estación ferroviaria supondrá, además, una nueva presencia en el territorio transalpino del estudio de arquitectos de Hadid, fallecida en marzo de 2016 en Miami (Estados Unidos) a los 65 años.

Italia volverá a exhibir otro diseño innovador ideado por este despacho de arquitectos, que ya inauguró en 2016 la nueva terminal marítima del puerto italiano de Salerno, al sur de Nápoles.

La estación de tren de alta velocidad se ubica en una superficie de 20.000 metros cuadrados, en el municipio de Afragola, en la provincia de Nápoles, según datos del estudio técnico.

Tras sufrir varias interrupciones desde su inicio en 2003, el proyecto se encuentra actualmente en manos del grupo Astaldi, que trabaja desde 2015 para concluir la construcción de esta estructura en los próximos meses un esfuerzo en el que afirma haber invertido alrededor de 61 millones de euros.

La instalación, que se presenta como «puerta del sur» para la alta velocidad ferroviaria, tiene la vocación de conectar de forma más rápida la capital de la región de Campania con otras zonas de Italia como Roma, la ciudad de Bari (sur) o la región de Calabria, situada en el extremo sur de Italia.

El diseño ha sido realizado teniendo siempre presente un concepto importante: que la construcción ejerza de puente para conectar las áreas situadas a ambos lados de las vías ferroviarias.

Los pasajeros podrán acceder a los andenes a través de galerías peatonales, que conforman «un lenguaje arquitectónico dinámico orientado a propiciar la articulación de movimientos», en palabras del estudio arquitectónico.

En su interior albergará espacios que ofrecerán servicios comerciales y otras prestaciones y que facilitarán la espera de los pasajeros que se encuentren en la estación. «El concepto del puente surge de la idea de alargar el espacio necesario para acceder a los distintos andenes y convertirlo en el pasaje principal de los viajeros».