+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ÚLTIMA DEL DIARIO

Pompeya vuelve a la vida en Bruselas

La capital belga alberga una exposición con las. piezas recuperadas tras la explosión del Vesubio

 

La muestra acoge objetos de la vida diaria de los pompeyanos. ACE -

27/11/2017

mónica faro | bruselas

La vida transcurría normalmente en Pompeya en el año 79 d.C., entre canteras de piedra, artesanos del metal y pintores de frescos que quedaron para siempre enterrados en ceniza con la erupción del Vesubio, una «instantánea» que se reconstruye ahora en la Bolsa de Bruselas en una exposición.

El miembro del comité científico de Pompeya, la ciudad inmortal, Henri Dupuis, explicó así el objetivo de esta exposición: «Mostrar una instantánea de un día en la vida de una ciudad romana en reconstrucción que se paró de repente». Y es que Pompeya apenas se levantaba de los escombros, causados por un terremoto en el año 62 que dañó una parte importante de la ciudad, cuando quedó enterrada por la violenta erupción del Vesubio, que acabó con la vida de miles de personas y enterró el que luego sería uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo.

Desde su descubrimiento en 1748, Pompeya ha fascinado a historiadores, científicos y arqueólogos que han encontrado una fuente de estudio de la época romana inigualable, ya que la erupción congeló la cotidianeidad de la ciudad con detalles minuciosos de la vida de sus habitantes, sus artes y sus inventos. En esa vida se centra la exposición, que tiene vocación de hacer una gira internacional, una colaboración con el Museo Arqueológico de Nápoles (MANN), de donde proceden la mayoría de piezas expuestas, y el Galileo de Florencia, dedicado a la historia de la ciencia, que ha aportado piezas y contexto para analizar los desarrollos técnicos de la Antigüedad. En concreto, por ejemplo, ese museo toscano ha reconstruido las máquinas que se utilizaban en la época sobre la base de documentos históricos, como una potente grúa, la mas grande conocida entonces, utilizada en las canteras de piedra y que rotaba con el peso de varios hombres en su interior.

También sistemas de calefacción pioneros, válvulas hidráulicas o uno de los primeros odómetros, «un cuentakilómetros romano», en palabras de Dupuis, prueba de las sofisticadas técnicas de medición que ya se utilizaban entonces. Impactan los instrumentos utilizados en medicina y cirugía, destinados a la ginecología, no tan distantes de los que se utilizan hoy en día, o a otras especialidades como la oftalmología.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla