+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Prepárate, Gudi

 

GARCÍA TRAPIELLO
05/02/2018

Quiere decir todo esto que estás muertu, rapaz, lamento decírtelo, te alcanzó de lleno el fuego a discreción decretado en los más (y menos) cerrados cotos masculinos de gloriosos abusones, violadores y metemanos... y ya ves, desde que detonó el primer disparo a bocajarro que reeditó tu hija adoptiva al volver a denunciar tus ¿abusos? cuando tenía siete años, ya no dejan de lloverte cartuchazos de todo lugar de la grada planetaria... entiéndelo, fíu, la grada (esa cosa tan voluble que al instante pasa de glorificarte a enterrarte con idéntico entusiasmo) es inmensa porque eres un tío muy famoso y admirado en todo el mundo y tu tribu de leales es (¿era?)muchísimo más grande que la de detractores, esos que hoy se titulan haters, odiadores, tatuándoselo en su piel y sus redes (todo el día pescando), así que ya no te valdrá de mucho esa cara tuya de eterno estudiante enclenque, empollón y gafotas que inspira automática ternura y simpatía compasiva... gracias a esa faz triste que pide cariño te empezó a querer y después admirar la gente que tanto tiempo te ha seguido (¿cuántos se apearán?), te ha leído o se ha visto hasta seis veces el portentoso mogollón de tus películas... te adoraban, querido paisanu de bronce mirando a Uría, tú eras algo más, eras el inteligente y certero rompepelotas dueño del arma más temida en las alturas y bajuras, el humor con ingenio, ese humor que a ti te sale deliciosamente corrosivo desnudando a los mitos, a la sociedad o al poder... pero cuidadín, rapaz, ese humor se está volviendo contra ti, tus admiradores se lo saben de carretilla, lo copian y ahora te lo espetan los que han decidido ser tus haters por creer tener motivo gravísimo y licencia para ello, aunque de tal ya salieras absuelto en su día... pero nos pusimos mentalmente a imaginarlo con la morbosa escenografía peliculera que sin duda aprendimos en tu obra... y ya ves, en Uvíeu adorábante y pusiéronte una estauta que hoy exigen derribar colectíus y escocíus... y es que no hay mayor placer que creerse con derecho a abatir aquello que se ensalzó... en fin, querido Gudi, Woody Allen, prepárate... y llévalo como puedas.

Buscar tiempo en otra localidad