+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Los Reyes Majos

 

pEDRO TRAPIELLO
05/01/2017

Maldita manía de mamar de la tradición y mear geniales novedades... manía creciente... manía ladrona de gato «a las caídas».

Y ya tenemos Reinas Magas.

Como soy atea, puedo reírme del Portal y cagarme en el camino que lleva a Belén a los Reyes Magos, dijo ella un día... como soy concejala de cultureras y fiestillas, dijo después, me cago en ellos a la cara con un bando y me los cargo... y como soy divina de la muerte, alternativa, antihortera, vegetariana y cirujana, les opero el sexo a esos Reyes Magos y que se joda el Patriarcado; ahora serán Magas de Oriente quienes perfumen en femenino la cabalgata y el provenir... ¡vivan las Reinas Magas que traen un nuevo amanecer!... viva su magia, viva su colorín, sus elfos alados, sus mariposas... y vivan sus pajes (¿o hay que decir pajas?).

Pero si no te gustan los Reyes Magos ni el rito de pascuas, le decía Sócrates, ¿por qué no inventas algo distinto y dejas de repetir el mismo mito, el mismo pito y el mismo ceremonio que robas a la tradición de todo eso que te repele o aseguras odiar?... y lo haces como una vulgar ladronzuela copiona, al igual que sobre un santuario celta impusieron los romanos su templo para robarles su tradición y sobre ese templo romano pusieron después los cristianos sus iglesias por pillar clientela pagana y sobre esas iglesias se empiezan a imponer hoy auditorios, galerías de arte, templos del diseño, gastrobares o discosantas, para lo que creáis también vuestros sacerdotes y gurús con casta de mágicos y Magas, en fin, como los curas... pero ella ni esperó siquiera a concluir la perorata porque tuvo que irse a toda prisa a presidir la cabalgata y el discursillo final de las Reinas Magas en el gélido balcón del untamiento donde hubieron de aguantar la voz gamberra de una peña de mamaos con gorritos de reno y matasuegras que no dejaban de berrar al fondo de la plaza su chirigota: «Si las Reinas son pirujas, no son Magas, sino Brujas».

Octavito aprovechó para pedir a los alternativos que inventen unos Reyes Majos que no discriminen tanto al dejar juguetes... y que su risa vaya por barrios y no sólo por el centro.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla