+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La robot Sophia toma la iniciativa

La humanoide tiene capacidad para hablar, interactuar y acompañar su discurso con movimientos faciales.

 

Sophia (c) intervino ayer ante los alumnos de la Universidad Pública de Navarra. JESUS DIGES -

08/06/2018

efe | pamplona

Sophia, la robot humanoide más avanzada del mundo, creada por Hanson Robotics, intervino ayer ante los alumnos de la Universidad Pública de Navarra, donde contestó a numerosas preguntas y, sobre todo, formuló muchas de ellas a su entrevistador, lo que sorprende a los asistentes a este acto.

La intervención de Sophia, que se enmarca en la celebración de SciencEkaitza, un evento científico organizado por la corporación tecnológica ADItech, comenzó respondiendo a las preguntas que le planteaba el responsable de divulgación del conocimiento de la UPNA, Joaquín Sevilla. Las preguntas habían sido seleccionadas entre las planteadas en días pasados por la ciudadanía en Twitter o Facebook, aunque pronto la robot humanoide tomó la iniciativa en la conversación y terminó haciendo preguntas a Sevilla, incluso sobre temas religiosos, lo que provocó risas entre el público asistente.

La robot, que en un principio fue diseñada para trabajar con personas mayores en residencias de ancianos, tiene capacidad de hablar, interactuar y acompañar su discurso con expresiones y movimientos faciales de manera similar a los humanos. Ha aparecido en medios de comunicación de todo el mundo, ha viajado por multitud de países y ha intervenido en conferencias y mesas redondas sobre robótica e inteligencia artificial. Tiene además se propia página web y perfil en redes sociales.

La humanoide, comentó Sevilla a Efe, es «espectacular», porque «está pensada para interaccionar con las personas de una manera natural, mantener una conversación, y eso es muy sorprendente».

«Estamos acostumbrados a hablar con nuestros teléfonos de esta manera, pero además (Sophia) tiene rostro y tiene gestos, entonces digamos que es una interacción muy humana y resulta muy llamativa en ese sentido», resaltó.

La interacción con Sophia, explicó, «es muy sorprendente, pero agradable. Da la sensación de inteligencia. Le preguntas a qué se dedica y te repregunta a qué te dedicas tú. Es curioso».

Sevilla se mostró «seguro» de que pronto habrá robots en los hogares «para multitud de tareas, para cuidado de niños y ancianos, situaciones en los límites de la vida pero cada vez más presentes».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla