+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

Segundo aviso

 

GARCÍA TRAPIELLO
06/06/2018

Qué bien colorea las mañanas del patio humilde el canto de un jilguero. Y si le sacan a la calle en verano, bajo una parra, se despepita. Un jilguero eufórico puede ser una metralleta de melodías y tiene munición para todo el día hasta que el atardecer le aplaca. Qué bríos, qué parrafadas, que peroratas trinadas. Y es un rechulo, «sietecolores» lo llaman.

¿Y en patio cordobés?... la repipipera. Andalucía es muy pajarista. Los barberos andaluces de antes tenían siempre canario, guitarra para tiempos muertos y daban conversación leída.

Una jaula con pájaro que canta viene con el hombre desde hace milenios, mal que le parezca al animalista intransigente; hay una arcaica cultura pajarera de aquí a Tailandia... y donde más, en China; cuando alguien sale allí de la cárcel, es tradición obligada comprar un pájaro y darle suelta.

Es antiguo lo de meter pájaros en casa: «En un jaula de oro, pendiente de un balcón, se hallaba una calandria cantando su dolor». Pájaros y aves los caza el hombre, pero es la mujer quien cuida del ave apresada, comprende como nadie su cautiverio y la mima con alpistes, semillas, su lechuguita... y su pocillo para la sed o el remojón.

De niño, en los meses fríos, cazábamos jilgueros en las Eras de Renueva que aún eran eras, con liga y reclamo, y los vendíamos después en la Plaza Mayor el domingo por dos perras, pero sólo los iniciados sabían cazar también pardillos, verderones y lúganos, los más codiciados. Hace algunos años se prohibió esta caza en León y Castilla -y en Cataluña o País Vasco-, pero en el resto de España se sigue practicando para gran cabreo de la Unión Europea que hace dos días formalizó un segundo aviso-ultimatum para que se prohiba antes de dos meses (ojito, Sánchez, habrá multazo al canto). Porque cada año se cazan aquí 2.000.000 de estos pájaros, cifra brutal y daño letal a especies ya vulnerables. Para atajar la barbaridad Europa alienta la cría cautiva, pero España prefiere robar. Lo requetesaben. Aquí el campo es siempre grande y la vista gorda.

P/D ¿Tener un pájaro en jaula es violencia animal?... ¿qué dirá la tertulia?...