+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

LA ÚLTIMA DEL DIARIO

Semáforos en San Marcos de Venecia

El Ayuntamiento controlará el acceso a la popular plaza para garantizar la seguridad a las oleadas de turistas.

 

Vista de la plaza de San Marcos inundada a causa de la primera ‘acqua alta’ en el mes de noviembre. RICCARDO GREGOLIN -

07/01/2018

Laura Serrano-Conde | roma

Venecia tiene desde hace tiempo problemas serios por las oleadas de turistas que la visitan cada año y por ello su Ayuntamiento acaba de proponer que se instalen semáforos que controlen el acceso a la popular Plaza de San Marcos.

«El objetivo no es cerrar Venecia, sino garantizar el disfrute de la ciudad en condiciones de seguridad», explican a Efe fuentes del consistorio veneciano.

Cada año alrededor de 25 millones de turistas se acercan hasta la ciudad de los canales para inmortalizar con sus cámaras fotográficas los pintorescos rincones de uno de los destinos más bellos del mundo, según cifras del Centro Internacional de Estudios de la Economía Turística (Ciset) en Venecia.

Las visitas se producen durante todo el año, aunque especialmente entre los meses de mayo y octubre.

Su extraordinaria popularidad ayuda a impulsar su economía pero también supone un problema pues, tal y como lamenta el director del Fondo de Medioambiente de Italia, Andrea Carandini, Venecia está quedando aplastada por el turismo masivo.

Para afrontar esta situación, el alcalde, Luigi Brugnaro, acaba de lanzar su última propuesta: colocar desde este año semáforos alrededor de esta céntrica Plaza de San Marcos para regular el incesante flujo de turistas que acceden a ella a diario. «De momento es prematuro hablar de números», advierten desde el consistorio, pues aún se está estudiando cuál será el nivel máximo de personas que podrá recorrer en condiciones de comodidad este espacio que acoge el majestuoso Palacio Ducal.

El sistema prevé que una luz roja se encienda cuando la plaza esté abarrotada, con lo que los visitantes deberán detenerse y esperar hasta observar la luz verde, que significará que la plaza se ha vaciado y podrán entrar.

El recuento de gente se realizará mediante cámaras de vídeo y un programa informático avanzado que informará en tiempo real de cuántas personas hay en su interior.

«Estamos experimentando un nuevo programa informático que nos permita ver con las cámaras de vídeo cuánta gente entra y sale. Así podremos intervenir por cuestiones de seguridad cuando se supere un cierto límite», subraya el alcalde Brugnaro.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla