+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL BAILE DEL AHORCADO

Solo y soltero

 

CRISTINA FANJUL
17/04/2018

«El tema no es el intríngulis de la mentira. Eso, si quieren, es lo de menos. Lo verdaderamente importante de engañar a tu mujer es que quien lo hace en la esfera privada, antes o después lo hará en la pública». O, dicho de otra manera, el que se acuesta con la mujer de un amigo, tampoco tendrá demasiados escrúpulos para ‘joder’ a sus conciudadanos. Esta fue la explicación que Bob Woodward ofreció a un grupo de periodistas ante la insistente pregunta del por qué del puritanismo norteamericano con sus presidentes.

Aquí, sin embargo, la pregunta se hace al revés. Y la contestación: el que más chufla, capador. Es un hecho incontestable, tan incontrovertible como que la virtud no importa lo más mínimo. Lo que de verdad se valora en esta sociedad es la capacidad de engañar y salir indemne, la moral del abusón, del que sabe que hay que hacer lo que sea para quedar arriba, aunque sea a costa de arrasar la tierra propia, da igual.

Cuanto peor, mejor. Cuanto más abrumadora es la mentira, menos capacidad hay de rebatirla, de librarse de ella; se convierte con ello en una cualidad imprescindible del hombre de Estado y así hemos amanecido, en este aftermath universitario, caricatura de lo que realmente esconde un mundo público viciado por los cuatro costados, que ya ni siquiera sabe donde está la integridad —«¿y qué?», soltó el presidente de la Diputación—, ni el lugar que debe ocupar la decencia en la cosa pública, ni, foto aquí o allá, los buenos modales, que no son más que pensar un poco en los demás, que joderse es la mayoría de las veces la mejor opción para vivir en sociedad, aunque lo único que puedas poner en tu biografía del Congreso de los Diputados sea soltero.

Como el secretario de Estado de Empleo y Seguridad Social, ese que defiende la subida de un euro a los pensionistas y que hasta hace bien poco presumía de no sé cuántos títulos para acabar en, sí, simplemente en soltero.

Buscar tiempo en otra localidad