+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

La tribu, cuidado

 

GARCÍA TRAPIELLO
12/03/2018

Muchos de los que despotrican de Vargas Llosa ni siquiera le han leído... y aún le odian más los que sólo leyeron al bies algún artículo suyo con el que se toparon, que no es que lo buscaran... ocurre en periódicos y revistas, que pasas página tan tranquilo y, zas, allí aparece lo que más odias poniéndosete el morro como entre arcada y puro pedo... pero echarle al menos un reojo lo exige tu tirria militante para reafirmarte aún más en tu impresión: ¡me repatea ese tipo!... y si no es un artículo, será una foto o un reportaje, una entrevista... ahí frecuenta su imagen este escritor peruano y español, sin contar el torrente en teles no sólo por razones literarias o políticas, sino por el chismorreo rosa del que ya jamás podrá escapar («en el pecado lleva la penitencia», diría mi tía Vinda)... y quizá sea esto lo que más irrita secretamente a quienes le profesan antipatía: ¡a sus años y creyéndose haber ligado a la filipina más filipina del cuché español, qué necesidad!... pero bien juvenil y enérgico se le ve en sus 82, ya sea arengando en manifestación barcelonesa, aguantando millas en foro literario o de smoking parloteando en cenorrio que acaba a las tantas con sarao de alto copete... y tan risueño el tipo, mirando a cámara, así que resume y reconócelo: lo que te da es pura envidia que jamás confesarías... ahora presenta nuevo libro, «La llamada de la tribu», así que volverás a topártelo a menudo, lo lamento... el libro es un resumen (¿quién dijo aquello de «Todo libro es un resumen de otros libros»?), una autobiografía intelectual en la que repasa los autores y libros que le fueron determinantes para fijar nuevos rumbos en el laberinto de un vivir que a Vargas le fue declinando de la simpatía comunista juvenil al liberalismo que hoy le conforta... en sus páginas florea la doctrina de Ortega, Popper, Adam Smith, Hayek, Revel o su admirada Thatcher, su Puerta de Damasco en la que cayó del burro para apostar entonces por el individuo libre y alejarse de la tribu que colectiviza y empobrece... por eso mucha izquierda odia a Llosa... y por no reconocerle las razones que le quepan... o el empaque estiloso que le adorna.






Buscar tiempo en otra localidad