+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CORNADA DE LOBO

La tribu feliz

 

PEDRO TRAPIELLO
20/12/2017

Mañana arde Troya dentro de una urna... y hasta las Galias.

Alea jacta est.

El río Llobregat es un Rubicón al que han echado cocodrilos los gladiadores que en su mitin cogen el micro como si fuera una espada (digital)... y en Barcelona, ante la fortaleza del cónsul del emperador, se oye «Abre, César, los que van a morir te piden asilo y pensión»... (lo dice un centurión altote y mañana gacho; ¿no es Albiol?).

La suerte está echada... pero duerme.

Mañana arderá en una urna la enésima esperanza perdida y aquí, como en toda batalla electoral, nadie ganará en claro, pierden algo todos, poco o mucho, siempre se pierde... empezando por el tiempo que se gastó a lo bobo en la fatigante contienda.

Para ganar con rotundidad unas elecciones sólo hay dos modos: disparar pistolas (hablamos de dictadura) o disparar pánicos (digamos democracia civilizada); en los dos casos, los efectos son indeseables. Por eso en estas elecciones catalanas nadie renuncia a desatar pánicos y sembrarlos, van igualados en sacar miedos, cal viva, civiles, fascismo, república, cárcel, anarquistas, exilio, represión... lo que explicará el empate técnico que mañana traerá algún crujir de muelas... y el prólogo de un nuevo «no pasarán»... nadie dará su batalla por perdida y el panorama recomenzará descorazonador: si no te roban el corazón, te lo parten.

Pues veráste tú, dijo Peláez, si te roban el corazón, y eso parece, tus afectos andarán ya toda la vida escayolados o con muletas, serán afectos ortopédicos y más falsos que la cebra de un gitano... ¿quién se creerá mañana la sonrisa del otro o su rígida amabilidad sin recelar de que esconda una espoleta retardada?... aunque lo peor de no tener corazón es que el desprecio ya no cuesta y odiar al otro deja en la boca un sabor a metal y fuego que acaba siendo agradable y vicioso.

No habrá arreglo y al poco volverán las urnas (castigo de Dios por meterle el clero en este lío). Y tampoco. Entonces, «la tribu feliz que han inventado porque nunca existió», que dice Vargas Llosa, ¿crecerá o menguará?... ¿?... en fin, apuesta a unas terceras elecciones.

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla