+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La obra musical de Nacho Cano tampoco se salva de las críticas

Los académicos de Bellas Artes deploran la obra de Kiko Argüello

Los expertos consideran que las pinturas alteran de forma negativa la visión de la girola

 

Kiko Argüello, el día que presentó sus pinturas en La Almudena -

Darío López - león
Darío López 26/05/2004

La Real Academia de Bellas Artes «deplora» las pinturas realizadas por el fundador del Camino Neocatecumenal, el leonés Kiko Argüello, en la catedral de la Almudena, y critica también la obra musical compuesta por Nacho Cano con motivo de la Boda Real, afirma esta institución en una nota difundida ayer. La Real Academia hace estas observaciones tras haber considerado «detenidamente las modificaciones llevadas a cabo en la decoración interior de la catedral» con motivo de la Boda del Príncipe de Asturias. A juicio de los expertos de esta institución, la ornamentación efectuada por Argüello «altera de forma muy negativa la visión de la girola de la catedral», por lo que la corporación «deplora que los encargos realizados últimamente por el Cabildo Catedralicio para el ornato y decoración de interiores de un monumento tan significativo, no se hayan hecho con el rigor y la exigencia profesional mínimamente necesarios». Las críticas de la Academia se extienden también a la composición musical de Nacho Cano, encargada por el Ayuntamiento de Madrid. La institución que dirige Ramón González de Amezúa considera que el encargo de esta obra musical debería haberse regido por «ese mismo rigor e igual exigencia profesional». Pocos días después de la boda del príncipe de Asturias los académicos han decidido dar a conocer su opinión sobre la obra de estos artistas, cuestionada desde el primer momento. Kiko Argüello pintó el ábside de la Catedral de La Almudena por encargo del cardenal Rouco Varela, gran amigo suyo, en un tiempo récord. Pocos meses para llegar a tiempo de lucir los frescos y las vidrieras en la boda real, dejando a un lado a los artistas (suficientemente reconocidos y prestigiosos) que hasta ese momento habían desarrollado su trabajo durante años en el templo madrileño. Tanto los frescos como las vidrieras realizadas por el líder religioso leonés y su equipo han levantado la polémica desde el mismo día de su presentación, tanto por su calidad artística como por el procedimiento por el que fueron encargados.



Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla