+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

OBITUARIO

Adiós a Bimba, la ‘niña’ Bosé con voz propia

La cantante y actriz fallece a los 41 años tras una larga lucha contra el cáncer

 

Bimba Bosé en un concierto en el León Arena. ARCHIVO -

24/01/2017

javier herrero | madrid

La cantante, modelo y artista multidisciplinar Bimba Bosé, de 41 años, falleció ayer en Madrid tras una larga lucha contra el cáncer de mama, una enfermedad que padecía desde hace más de dos años.Rodeada de sus hijas y familia más cercana, la sobrina del cantante Miguel Bosé e hija de Lucía Dominguín ha fallecido en el Hospital Ramón y Cajal, donde ingresó el pasado martes procedente de Sotogrande (Cádiz), donde vivía retirada desde hacía unos meses.

La artista, que sufría metástasis en huesos, hígado y cerebro, confirmó su enfermedad, en mayo de 2014, con una fotografía en su perfil de Facebook, en la que aparecía con un pañuelo que cubría su cabeza, señal del tratamiento al que se estaba sometiendo.

Heredera de una larga estirpe de artistas que abrazaron con éxito casi todos los palos, Bimba Bosé (la niña, en italiano) insistió durante su carrera en trazar un camino propio, constante y osado, ya fuese como cantante, DJ, actriz, diseñadora o modelo, incluso en el modo de afrontar las huellas del cáncer.

A la familia, decía esta mujer nacida como Eleonora Salvatore, hay que mantenerla en una «cercana lejanía» y guiarse por el «instinto» en determinados momentos. «No me gusta repetir patrones, pero sí quedarme con lo bueno. Hay que aprender del pasado», añadía.

Nieta del torero Luis Miguel Dominguín y sobrina de otro famoso músico y Bosé, Miguel, su empeño no significó nunca renunciar a las raíces, como demuestra el hecho de que portara orgullosa el apellido de su abuela, Lucía, musa de Michelangelo Antonioni y miss Italia 1947, de quien heredó su particular canon de belleza, su pulsión creativa y su gusto por transitar por las lindes de lo establecido.

De manera indepediente presentaría en 2013 su primera colección en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid, sin el parapeto del que, al final, fue su compañero más inseparable, David Delfín, junto al que padeció de forma paralela el cáncer y al que vio recibir hace solo unos meses el Premio Nacional de Diseño de Moda España 2016.

De su mano trazó imágenes emblemáticas, como la del desfile de la Pasarela Cibeles de 2002, con el pecho al aire, la cabeza envuelta en una capucha y, al cuello, una soga, atuendo que se convirtió en la comidilla de la temporada.

Años más tardes volvería a descubrirse el pecho en otra imagen icónica y revolucionaria, mostrando las cicatrices de la mastectomía a la que se sometió en 2014 para curarse del cáncer de mama. Detrás de todos su proyectos, siempre había «una necesidad profunda de expresión», también cuando se embarcó en la música junto al grupo The Cabriolets (también tocó con la banda The Warriors), siendo ya un rostro más que conocido en la moda. Ya había testado sus dotes musicales siendo una adolescente junto a Rafa Sánchez (de La Unión) y al lado de su tío Miguel Bosé, pero su posicionamiento tras el micrófono se vistió casi siempre al margen de las fórmulas del éxito comercial evidente. Debutó cantando una versión de Como yo te amo, de Rocío Jurado, y en sus grabaciones abundó el inglés, con una mezcla de pop, rock, soul y rythm & blues, conjugando el sabor de sellos clásicos como Motown y Blue Note.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla