+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Adiós a Milos Forman

Dirigió películas como ‘Amadeus’ o ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’.

 

15/04/2018

gustavo monge | praga

El cineasta estadounidense de origen checo Milos Forman, que falleció a los 86 años, era uno de los grandes directores de Hollywood y alguien que hizo soñar en su país de origen, la actual República Checa, con la libertad durante la dictadura comunista. Nacido en la localidad checa de Caslav en 1932, Milos Forman logró en Hollywood grandes éxitos como Alguien voló sobre el nido del cuco (1975), galardonada con cinco Oscar, y Amadeus (1984), distinguida con ocho estatuillas.

Destacado integrante de la Nueva Ola del cine checoslovaco, Forman emigró a Estados Unidos después de la represión soviética del movimiento aperturista de la Primavera de Praga en 1968, y en la década de los 70 se convirtió en ciudadano estadounidense. «Durante los años 70 y 80 de normalización soviética, la cultura checa estaba afectada por la censura y desapareció del mundo. Desapareció la conciencia cultural. Y entonces alguien como Forman se fue a EE UU y tuvo un éxito fantástico», declaró a Efe el crítico Jiri Penas. «El régimen hizo como que no existía», añadió Penas, pero para muchos checoslovacos, el sonado éxito de sus películas era maravilloso y una señal de esperanza. Su primer gran éxito en EE UU, Alguien voló sobre el nido del cuco, expone algunas de las ideas contestatarias del director, con el protagonista -Jack Nicholson- liderando una rebelión contra la institución psiquiátrica en la que fue confinado.

«El espectador encontraba en las películas de Forman ese toque checo, ese sentido del humor, ese David vence a Goliat», añadió Penas sobre cómo eran recibidos sus filmes durante el régimen comunista checoslovaco.

Sus películas estadounidenses, prohibidas en Checoslovaquia pero permitidas en Hungría o Polonia, circulaban también en proyecciones clandestinas y todo el mundo hablaba de ellas.

Antes de emigrar a EE UU, el cineasta realizó también películas en las que mostraba un afán subversivo en busca de libertad y dignidad, en un estilo con frecuencia controvertido.