+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Un adiós que sabe a piedra

El fallecimiento de José Manuel de la Huerga a los 51 años de edad conmociona el sector editorial de la comunidad Fue el ganador del penúltimo Premio de la Crítica de Castilla y León .

 

El escritor y profesor leonés José Manuel de la Huerga, en el Teatro Zorrilla de Valladolid hace un año. LETICIA PÉREZ/ICAL -

24/11/2018

dl | león

El escritor y profesor de literatura leonés José Manuel de la Huerga (Audanzas del Valle, 1967) falleció ayer en Valladolid a los 51 años, una pérdida que ha conmocionado al sector del libro de Castilla y León. De la Huerga era uno de los autores con más proyección de la comunidad autónoma y, entre otros galardones, se había alzado con el penúltimo Premio de la Crítica de Castilla y León por su novela Pasos en la piedra.

El director de Menoscuarto Ediciones, José Ángel Zapatero, editorial con la que había publicado sus últimas obras, se mostró conmocionado por la noticia del fallecimiento de una persona con quien mantenía una «estrecha relación desde hace años». Recordó que no pierde a un autor, «sino a un amigo», porque era una persona con la que conversaba habitualmente sobre su obra, otros escritores, la literatura y la vida, y con quien había compartido numerosos eventos, presentaciones y participaciones en ferias del libro.

En mayo de 2017, De la Huerga recogía el Premio de la Crítica de Castilla y León por su obra Pasos en la piedra en el marco de la Feria del Libro de Valladolid, donde abogaba, como decía entonces, por una nueva «renovación» que debe arrancar de la vuelta a un lenguaje «sincero, auténtico y limpio».

El escritor, que también obtuvo en 1992 el Premio Letras Jóvenes de Castilla y León por su relato largo Conjúrote, triste Plutón, era colaborador habitual en la prensa escrita y en el blog de crítica literaria La tormenta en un vaso. De la Huerga levantó un territorio narrativo propio, precisamente, desde Conjúrote, triste Plutón hasta SolitarioS (Menoscuarto, 2013), libro donde surge Barrio de Piedra, lugar imaginario que adquiere aún más relieve en su última novela, Pasos en la piedra (2016).

Toda su obra narrativa y poética recrea espacios de la memoria, como en el volumen de relatos Historias del lector (1999), la novela Este cuaderno azul (2000, premio Ciudad de Móstoles) o el poemario La casa del poema (2005). No obstante, asuntos como el arte y la música llegan a adquirir gran protagonismo en La vida con David (2003) y en Leipzig sobre Leipzig (2005, premio Fray Luis de León de Creación Literaria), al igual que la evocación del mar en su exitosa novela Apuntes de medicina interna (Menoscuarto Ediciones, 2011), premio Miguel Delibes de Narrativa.

Sobre los balleneros

José Manuel de la Huerga ejercía como profesor de Literatura en un instituto de Valladolid, ciudad donde vivía desde hace décadas y desde donde compaginaba su labor literaria con la colaboración en prensa escrita y digital, así como la participación en foros de crítica y creación literaria, y talleres de lectura y escritura creativa.

Tal y como explicaba al Diario en una entrevista de 2017, De la Huerga trabajaba en una novela donde tenía previsto rescatar la odisea de los balleneros del Cantábrico. Un libro en el que volcaría su admiración por Moby Dick, de Herman Melville, y Gran Sol, la olvidada novela de Ignacio Aldecoa. «El mar tiene una capacidad de atracción, un imán, como pocas cosas poseen...», decía en ese encuentro.






Buscar tiempo en otra localidad