+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Ángela Rodicio: «Sabía demasiado y en esas situaciones lo mejor es callarse»

 

La periodista Ángela Rodicio publica el libro «Acabar con el personaje» -

efe | madrid
24/05/2005

Casi año y medio después de su despido de TVE, la periodista Ángela Rodicio afirma que pecó de «ingenua y kamikaze» en su trabajo y asegura que las acusaciones de supuestas irregularidades financieras fueron una «excusa administrativa para quitarse de en medio a alguien que les era muy incómodo». Ángela Rodicio subraya que las acusaciones vertidas contra ella por la dirección de TVE y por las que fue cesada como corresponsal en Jerusalén en diciembre de 2003 y posteriormente despedida de la empresa, tras 15 años de trabajo en conflictos bélicos, quedaron desmentidas por una sentencia judicial que falló a su favor. Rodicio desgrana las circunstancias que la llevaron al despido en el libro Acabar con el personaje (Plaza y Janés) que se presenta mañana, y cuyo título hace referencia a una figura del derecho anglosajón que define «el intento malicioso de dañar o destruir la buena reputación de una persona» y en el que relata sus años de actividad profesional. La periodista explicó que la sentencia demuestra legalmente «que se hizo desaparecer una auditoría que se había llevado a cabo en la corresponsalía de Jerusalén tres meses antes de los hechos y que demostraba que todo estaba en orden y los registros contables estaban a cero». Rodicio narra en su libro los detalles «espeluznantes» de su cese, dice la periodista, que incluyeron detectives a la puerta de su casa y registros. A su juicio, esta escenificación obedece a que tras la guerra de Irak se había hecho «demasiado conocida» y un simple traslado a otra corresponsalía menos conflictiva «iba a parecer una purga, por lo que se necesitaba una puesta en escena». Preguntada sobre su silencio en los días posteriores al cese, Rodicio afirma que «sabía demasiado y en esas situaciones lo mejor es callarse», y agrega que en esos momentos «hacer periodismo internacional con la guerra de Irak se había convertido en un asunto de Estado».

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla