+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Anunciar la desgracia

El Auditorio inaugura una exposición de carteles únicos sobre accidentes y prevención reunidos por Carlos Velasco

 

Cartel diseñado por Aníbal Tejada sobre salud bucodental - DL

Anunciar la desgracia -

Verónica Viñas - león
Verónica Viñas 16/06/2006

«Así me gustas Baldomero... protegido y todo entero». Es el eslógan de uno de los carteles rescatado por el profesor de Económicas de la Uned Carlos Velasco Murviedro, quien ha llegado a coleccionar más de 5.000 en los últimos años. Anuncios que, tras cumplir su función, estaban predestinados a acabar en la basura. Velasco Murviedro empezó a recopilarlos en una época en la que casi nadie les daba valor. Hoy son auténticas joyas. Piezas que en países como Estados Unidos, Francia o Gran Bretaña llegan a superar los 30.000 euros. Desde hoy y hasta el día 30, el Auditorio Ciudad de León muestra una pequeña selección de estos carteles de finales del XIX y XX, localizados en rastros y anticuarios. Aunque el título asusta: Accidentes y prevención, tiene su explicación. Son alrededor de 90 anuncios en diferentes soportes -básicamente, papel y chapa-, que giran en torno a los seguros de incendios o de vida, la prevención laboral y los siniestros en la agricultura y la industria. Y es que esta exposición itinerante la patrocina la compañía Fraternidad Muprespa con motivo de su 75 aniversario, una mutua que también ha editado un espléndido catálogo con todas las piezas de esta singular muestra de cartelería. Es una serie temática muy curiosa, en la que es posible reconocer la maestría de artistas de la talla del pintor Ramón Casas o del ilustrador Labarta, junto a los mejores cartelistas del siglo pasado, como Néstor de la Torre o Rafael de Penagos. En otros, en cambio, se intuye el talento de destacados pintores, que no firmaron su trabajo, seguramente por no considerarlo demasiado «honorable». Para Velasco Murviedro, la colección de carteles ha sido un viaje al pasado. Todo comenzó como una pasión de tiempo libre, en unos años en los que los carteles no tenían apenas valor. Velasco Murviedro, profesor de Economía Aplicada en Madrid, se mostró atraído por los mensajes de estos anuncios, «en una época en la que no existía la televisión y el cartel era un elemento de transmisión de ideas y con el impacto añadido de ser en color», cuando la vida era aún en blanco y negro. Ahora posee varios miles de carteles de chocolates, perfumes, vinos... Tesoros de coleccionista. Piezas originales que ofrecen una panorámica de cómo era la vida cotidiana, cómo vestían o cómo comían unas generaciones de españoles que vieron «nacer» la publicidad. «Evite su ruina asegurando sus cosechas», «No fumes junto al pajar» o «Donde hay estiércol, una herida insignificante puede ser fatal», son algunos mensajes de los que sólo queda ya el soporte: el cartel... Lugar: Auditorio Ciudad de León. Horario de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 22.00. (Hasta el día 30).



Buscar tiempo en otra localidad