+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El arquitecto de la Catedral pide un museo de las restauraciones del edificio

Mariano Díez Sáenz de Miera afirma en el Museo Arqueológico Nacional que espera que la crisis no impida restaurar los 900 metros cuadrados de vidrieras que faltan

 

tomás álvarez | leóntomás álvarez | león 12/11/2009

El arquitecto Mariano Díez Saénz de Miera, redactor del Plan Director de la Catedral de León, espera que en un futuro cercano se aborde la creación de un Museo de la Obra de la Catedral, al estilo del que tienen las grandes catedrales francesas e italianas. Saénz de Miera intervino ayer en el Museo Arqueológico Nacional de España en un ciclo dedicado a repasar las intervenciones arqueológicas y la reconstrucción de los grandes monumentos medievales españoles.

Para el arquitecto conservador de la Catedral de León, nada más terminarse este templo gótico ya exigió una atención constante por distintos problemas hasta el siglo XVIII, en que prácticamente se consideró en ruina; luego hubo una serie de intervenciones en el siglo XVIII y XIX, que no acabaron sino en 1901, con la reapertura del templo al culto.

Fisuras en la torre sur. «A partir de aquí hemos pasado diversos arquitectos conservándola y manteniéndola hasta el día de hoy; los problemas estructurales que motivaron su ruina están superados en teoría. Hay algunas fisuras en la torre sur y en el hastial sur que estamos intentando controlar, pero estructuralmente la Catedral esta saneada».

El arquitecto explicó que el mayor problema está en la piedra: «Eso es constante; las características de la piedra de Boñar nos llevan a que cada ocho años haya que seguir conservándola, es el ciclo que tiene y hay que estar en ello».

La asignatura pendiente. Respecto al deterioro del claustro y sus elementos artísticos, y a un posible proyecto de construir algún tipo de elemento para aislarlo del exterior, Sáenz de Miera afirmó: «El claustro es una de las asignatura pendientes, las pandas tienen problemas, además del mal de la piedra lo primero que hay que hacer en el claustro es un estudio de humedades del subsuelo». «Para atajar los problemas primero hay que ver de donde vienen y a la vista de estos estudios hay que decidir qué se hace. Inicialmente el claustro se hizo para estar abierto; nunca se consideró de otro modo, pero si llegáramos a la conclusión, a la vista de los estudios, de que hay otra solución, hay que elegir el mal menor»

Para el arquitecto, el estado del templo es bueno: «hay cosas pendientes y cosas que hay que seguir conservado; hay pequeños desprendimientos prácticamente de continuo, son lógicos e inevitables, aunque parece duro»

Un enfermo estabilizado. La Catedral es como un enfermo estabilizado, enfermo por la acción combinada de la climatología y la contaminación ambiental, que forman sulfatos que atacan la piedra, y la piedra de Boñar, además, tiene vetas arcillosas que chupan el agua, y cuando llegan las heladas surgen los desprendimientos.

Respecto al convenio de «El sueño de la luz», sostenido por la Junta, el Cabildo y Caja España, declaró en que confía en que continúa, pese a la situación económica.

«Confío en que la situación económica no impida continuar con el proyecto; hay un objetivo de actuar durante 4 años sobre los 900 metros cuadrados que aun nos quedan de restaurar en las vidrieras; pero si en la fase en lugar de cuatro años se hace en cinco, no pasa nada. El caso es seguir actuando», dijo.

Un viejo sueño. En relación con la posibilidad de crear una gran exposición de la historia constructiva de la Catedral, al estilo de los museos de la Obra de la Catedral, existentes en Francia o Italia, Diez Sainz de Miera dijo que en algún momento pensó en la sede que ocupaba antaño el Museo de León, que finalmente va a ser la sede del Procurador del Común. «Siempre he soñado con este proyecto, y seguimos con ello. Tanto el director general del Patrimonio como yo estamos en ese camino y espero que lo veamos pronto hecho realidad, porque todos los documentos que hay en el archivo son amplísimos y se pueden exponer, junto con las restauraciones del templo, las imágenes de las portadas...». «La realidad es que el Museo de la Catedral hace tiempo que está saturado de obras, en el buen sentido, y la Catedral necesita espacios complementarios para exponer sus tesoros».

Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla