+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El arte asombroso de Vallinas

El artista vallisoletano expone sus obras surrealistas en la galería de Ángel Cantero.

 

Algunas de las fotografías de la serie ‘Ceci n’est pas’ que el artista vallisoletano Miguel Vallinas muestra en León. CUEVAS -

El arte asombroso de Vallinas -

11/09/2018

marcelino cuevas | león

La traición de las imágenes (en francés, La trahison des images, 1928–1929) es una serie de cuadros de René Magritte, famosa por su inscripción Ceci n’est pas une pipe, que significa: esto no es una pipa. Así se explica en las enciclopedias y así lo ha reinterpretado el fotógrafo vallisoletano Miguel Vallinas en su serie Ceci n’est pas que estos días puede admirarse en la galería de Ángel Cantero.

Vallinas no pudo asistir a la inauguración de su muestra porque ha querido estar presente en la exposición, que con la misma temática, tiene estos días en Berlín. Pero igual podría estar en Londres, Nueva York, París, Roma, México, Lisboa o Milán, porque este genial artista se ha convertido en una figura internacional que presenta sus obras en galerías y ferias de todo el mundo.

Impresiona el virtuosismo de Miguel Vallinas, la cuidada composición, el sabio empleo del color, como juega con la luz… y, sobre todo, la imaginación que el artista derrocha en sus obras. Sus trabajos digitales se convierten en auténticas obras pictóricas. Vallina consigue hacer olvidar al espectador que en su trabajo en vez de pinceles y grafitos emplea máquinas.

Sobre este acercamiento a la obra surrealista de René Magritte explica el artista: «Ceci n’est pas o Esto no es constituye el final de la sucesión de las tres series de fotografías anteriores cuyo inicio se fija en la serie Pieles. No obstante, se plantea como una colección abierta, capaz de abordar tantas imágenes como elecciones rodean al ser humano. Si bien, esta colección surge como una consecuencia lógica de las series anteriores que arrastran a una deconstrucción del ser humano, que comienza con la representación de la realidad y evoluciona hacia el surrealismo. A diferencia de las otras colecciones, las fotografías presentan una separación física entre el cuerpo y la cabeza, ahora representada mediante objetos carentes de vida».

Ángel Cantero, esforzado galerista, interpreta así la obra de Vallinas: «Ceci n’est pas –dice- pretende ahondar en el concepto de la identidad y la elección del individuo, así los objetos recrean aquello que nos condiciona, nos determina, que anhelamos o tal vez olvidamos. Lejos de crear confusión en el espectador con artificios visuales, se pretende encontrar respuestas, sugerir cuestiones sobre la identidad y la aceptación. El enfoque se produce desde la negación de que lo que observamos no es solo eso, es todo lo que está implícito en nuestra existencia y que en definitiva nuestro yo es el resultado de nuestras circunstancias, aciertos, errores y decisiones. Esto no es nos invita a reflexionar sobre lo que sí es, lo que creemos ser, lo que los otros creen que somos, lo que queremos ser y lo que realmente somos».

Algunas de estas obras han estado expuestas anteriormente en  Madrid en la edición de PHotoEspaña 2018, y otras nunca han  sido presentadas al público. Con esta colección también está teniendo Vallinas un gran éxito  internacional, sobre todo en Canadá y Hong Kong.




Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla