+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario de Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CULTURA

El Camarote Madrid se vuelve hiperrealista

De los doce finalistas, tres leoneses optan a los premios del certamen de artes plásticas. Los ganadores se sabrán a fin de mes

 

El jurado anuncia que los premios aumentarán de cara a la edición de 2017. SARA CAMPOS -

15/07/2016

MARCELINO CUEVAS | LEÓN

Ya se conocen las doce obras finalistas de la cuarta edición del Certamen de Artes Plásticas Camarote Madrid, aunque los nombres de los ganadores del concurso no se harán públicos hasta finales del presente mes de julio.

Comenta Pablo Martínez, alma de este concurso, que «de los 98 participantes en esta ocasión, 29 son leoneses. Lo más destacado del certamen es el aumento de calidad de las obras presentadas, hasta el punto de que si el espacio físico para la exposición fuera más grande el número de finalistas pudo ser mayor, ya que la calidad de una veintena de los cuadros presentados ha sido muy alta. Anunciamos ya que para la próxima edición, que será la quinta, pensamos aumentar de forma notable el valor de los premios, con lo que esperamos una participación aún más importantes».

Es curioso que entre la docena de finalistas prácticamente todos sean hiperrealistas. Puede haber dos razones para que esto suceda: que los autores piensen que esta es la temática preferida por el jurado de este popular concurso, o puede que, efectivamente, el jurado se incline por esta clase de obras pintadas con enorme calidad técnica.

Los artistas leoneses que han llegado a la final optan sin duda a los premios del concurso. Julia González Liébana es una veterana de la fotografía en León. Sus obras, casi siempre en blanco y negro, están siempre llenas de sensibilidad y tienen como modelo el cuerpo femenino. «Caleidoscopio» pertenece a una serie de fotografías en las que Liébana, a través de la repetición de imágenes, convierte al modelo en una estructura geométrica de inquietante belleza.

Otro de los artistas leoneses finalistas en el certamen es Gonzalo Prieto Cordero, ganador de decenas de concursos de pintura rápida, ahora ha decidido dedicarse plenamente a los trabajos de taller. En este caso ha conseguido una pintura redonda con técnicas muy originales. Se trata de una serigrafía impresa sobre el cristal del cuadro y un fondo de potente expresionismo abstracto pintado sobre cartón. Lo ha titulado. «Jardín japonés» y para muchos de los asistentes a la inauguración de la muestra es uno de los que optará a algún premio.

Por su parte Casandra Martínez, la tercera de las finalistas leonesas del concurso, presenta una pintura titulada simplemente, «Ana». En ella intenta representar con trazos de pincel de enorme fuerza y gran economía de color, solamente con grises, un rostro que lanza al aire un grito desesperado.

El centenar de cuadros presentados han llegado de todos los rincones de España, aunque en esta ocasión no se ha contado con ningún artista del extranjero como sucedió en ediciones anteriores.

Recordemos que los premios, que se conocerán a final de mes, son: un primero de 1.800 euros que lleva el nombre de Camarote Madrid, y se contemplan cuatro premios de adquisición de 600 euros que estarán otorgados un año más por Café Quijano, Carlos Herrera y Leo Harlem, a los que se incorpora en esta edición la galería Espacio E que regenta Pablo Martínez.

Los premios serán únicos e indivisibles y la obra ganadora pasará a formar parte de la colección artística del Camarote Madrid.

El jurado estuvo compuesto por el catedrático de arte de la Universidad de León, Manuel Valdés; el artista Juan Carlos Uriarte, el arquitecto Fernando Vega, el galerista Pablo Martínez, la representante del Camarote Madrid, María Teresa Bernal, y el crítico literario Nicolás Miñambres en calidad de secretario del jurado.

La mayoría de autores optó por obras hiperrealistas. SARA CAMPOS

Buscar tiempo en otra localidad