+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Patrimonio

La Capilla de Santo Martino recupera su esplendor

Las obras de restauración realizadas desde marzo pasado en la Capilla de Santo Martino, en el complejo religioso monumental de la Real Basílica de San Isidoro, han finalizado, y esta dependencia se abrirá al culto en una semana.

 

EfeEfe 16/06/2010

Las obras de restauración realizadas desde marzo pasado en la Capilla de Santo Martino, en el complejo religioso monumental de la Real Basílica de San Isidoro, han finalizado, y esta dependencia se abrirá al culto en una semana.

La capilla es uno de los grandes centros de devoción de la Real Basílica, obra románica rehecha en el siglo XVI en estilo gótico tardío, en la que se halla un retablo churrigueresco, donde se ubican las reliquias del santo que da nombre a esta parte del monumento.

Las obras han permitido recuperar los magníficos dorados del retablo, de finales del XVII, compuesto por predela, donde se hallan los restos del santo; un cuerpo; tres calles y ático, y sumamente ornado con decoraciones vegetales. El conjunto se hallaba con diversas grietas, roturas, pérdidas volumétricas y zonas quemadas de las velas y suciedad, que ocultaban la innegable calidad artística de la obra barroca.

La recuperación se realizó en algo más de tres meses, y la empresa que llevó a cabo la restauración trabajó en una zona cercana a la sacristía, para permitir al público seguir las tareas de limpieza y recuperación de las piezas.

Según informó a EFE el abad de este histórico centro, Francisco Rodríguez Llamazares, la recuperación de esta pieza ha sido factible merced a unas inversiones que han superado los 20.000 euros.

Esas inversiones han sido apoyadas por Caja Badajoz (12.000 euros), el cabildo y la Junta de Castilla y León a través de la Dirección General del patrimonio, así como la propia empresa restauradora, El Retablo, del Grupo Decolesa, que se ha hecho cargo de la partida que excedía de la cifra inicial presupuestada.

Otra intervención finalizada ha sido la limpieza general de la capilla, cuyos techos y paramento se hallaban ennegrecido.

La capilla, ubicada junto al ábside norte del templo románico, ha sido un importante lugar de culto y oración, y en ella se celebran en la actualidad la mayor parte de los servicios diarios de culto, en tanto que la Colegiata románica acoge las misas más multitudinarias y la exposición permanentemente del Santísimo Sacramento. Para el abad, Francisco Rodríguez Llamazares, esta intervención es importante porque con ella finaliza la recuperación interior de las dependencias de la Real Basílica, templo que este año lucirá en todo su esplendor con otra intervención: la de su fachada exterior, que se llevará a cabo con el apoyo de la Junta de Castilla y León.

Otra tarea de mejora del edificio, puesta en marcha el pasado mes de marzo, es la reordenación del Museo de San Isidoro y la creación de un plan de gestión del conjunto monumental, que servirá para poner en valor los riquísimos elementos patrimoniales del románico albergados en este lugar, sede de las primeras Cortes «democráticas» de Europa, en 1188.

Según informó a Efe el abad de la Colegiata, las intervenciones en la fachada sur del emblemático templo románico de fundación real van a empezar «en fechas muy próximas».

Finalizadas estas labores y las intervenciones en el museo, «habremos llegado prácticamente a lo que la Dirección General del Patrimonio llama la restauración integral del edificio ...luego quedará una labor importante de mantenimiento y conservación», dijo Rodríguez Llamazares.

Santo Martino fue un clérigo leonés del siglo XII que entregó sus bienes a los necesitados y marchó a Constantinopla y los Santos Lugares; a su regreso pasó por el monasterio de San Marcelo y acabó en el de San Isidoro, realizando una vida de estudio, caridad y ascetismo, cobrando fama por su conocimiento y cultura.

El santo murió en el año 1203 y sus restos se veneran en esta capilla aneja de la Colegiata.