+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

ISAAC JURADO. MAGO

«Casi todos los magos somos autodidactas»

 

Isaac Jurado, que actúa de presentador en la gala ‘Los mejores magos del mundo’. DL -

28/12/2017

Lugar: Auditorio Ciudad de León.
Horas: 18.00 y 21.00.
Entradas: agotadas.

VERÓNICa VIÑAS | león

Ejercerá de maestro de ceremonias en la gala Los Mejores Magos del Mundo por ‘carambola’, tras la baja de Dimitri. Aún así, Isaac Jurado confiesa que está encantado de actuar por primera vez en León.

—¿Se considera más mago que cómico?

—Sí. Lo que ocurre es que tengo una cara muy graciosa y mezclo los números de magia con un poquito de comedia.

—Le han contratado a última hora, porque falló Dimitri, ¿se considera un segundo plato?

—No, es un orgullo estar en este festival siendo el primero o el segundo. Estoy muy contento de estar en el festival, aunque haya sido de carambola.

—¿Conoce a los artistas de la gala Los Mejores Magos del Mundo?

—Sí, excepto a uno o dos. Son muy conocidos, grandes artistas en el mundo del espectáculo.

—¿Va a ser sólo el presentador o también hará sus truquitos?

—Como presentador mi trabajo consiste en que el público no se venga abajo y poder divertir a la gente, sacarla al escenario y dar tiempo a que preparen los números.

—¿Se considera discípulo de Tamariz?

—Discípulos de Tamariz somos casi todos los magos de una época. También soy discípulo de David Copperfield, porque de todos he cogido algo.

—¿Quién manipula más, un mago o un político?

—Un mago crea una ilusión y un político crea una realidad. Eso a veces es maravilloso y otras es terrible, por ambos lados.

—¿Cuándo decidió hacer de la magia una profesión?

—Cuando tenía 21 años —ahora tengo 39— decidí hacerme profesional. Naturalmente, la magia me fascinaba desde mucho antes. Veía a los magos en la televisión y alucinaba.

—¿Por qué la mayoría de los magos son autodidactas?

—Hay muy buenas escuelas, pero casi todos somos autodidactas, porque llega un momento en el que tienes que aprender a volar y crear tu propio repertorio y un estilo único. Nadie te va a enseñar cómo, mejor que tú.

—¿Cuál es su mejor truco?

—Me has pillado.... Desaparecer, pero porque me voy del escenario (es broma). Uno de mis favoritos es uno que hago con un ovillo, pero no quiero desvelarlo porque lo voy a hacer en el festival.

—¿Qué han hecho los conejos para ser víctimas de los magos?

—Nada. Es un mito. No hay tantos magos que usen conejos. Se usan más palomas. Pero a los animales se les trata muy bien y nunca se les hace sufrir; son unos segundos hijos para el mago.

—¿Por qué hay tan pocas magas?

—No lo sé. Es una pregunta que también nos hacemos los magos. Es un misterio. No discriminamos a nadie. Al mundo de la magia puede venir quien quiera.

—¿Los magos se llevan tan bien como parece?

—Nos llevamos muy bien. Si un mago hace desaparecer la Estatua de la Libertad, no lo vas a hacer tú también. Pero sí que hay amistad entre nosotros. Hay muy poca competitividad.

—Si fuera posible, ¿qué cambiaría a golpe de magia?

—La crisis que hemos sufrido y seguimos padeciendo, gran parte de la política, el hambre en el mundo... Cambiaría todo lo negativo, porque la vida es maravillosa, aunque a veces el propio ser humano la hace imposible.

—¿Se puede vivir de la magia?

—Sí, perfectamente. Hay que trabajar mucho y tener talento. Yo llevo quince años viviendo de ella.

—¿Qué le parece que la gala que usted presenta haya agotado hace semanas las entradas?

—Es extraordinario que la gente quiera ver un gran espectáculo de magia. No sé si es mágico, pero es maravilloso.

—¿Por qué hay trucos que no pasan de moda y siempre funcionan?

—Hay renovación constante, pero los juegos clásicos son bonitos, no importa que la gente los conozca o no. El juego de las anillas chinas lo conoce muchísima gente, pero aunque sepan lo que va a pasar siguen alucinando.

—¿Los espectadores van a pillar el truco del mago?

—Sí, es normal. No puedes evitar intentar descubrir cuál es el truco. Tamariz cuenta que el espectador va a estar atento los diez primeros minutos; y, cuando ve que no consigue pillar el truco, va a dejar escapar su mente y se dejará llevar.

—¿Alguna vez le ha fallado algún truco?

—Sí, claro. El público está preparado para pillarte, pero no para que falles. A veces sabemos salir bien librados, le damos una vuelta al truco y el público no lo nota.

—¿Es difícil contentar por igual en una misma gala al público infantil y a los adultos?

—La magia es para todos. Se lo van a pasar estupendamente en estas galas en las que hay tanta diversidad. Yo actúo para los dos bandos. Hay magos en esta gala que van a gustar mucho a los niños; y hay otros que van a sorprender a los mayores.

—¿Cuál es su mago favorito de los seis de la gala?

—Todos los que hay me gustan muchísimo. James Dimmare me parece maravilloso y le admiro desde niño. Fuera de esta gala está Williamson, que hace un número increíble; Mortimer también es fantástico. Soy admirador de todos, así como de Tamariz, Copperfield o Pepe Carrol.

—¿Los magos comparten trucos?

—Hablamos de conceptos, no del truco en sí. Compartimos cómo jugamos con la psicología del espectador.

—¿Le gustan todas las especialidades de la magia?

—Sí, me gusta todo. La hipnosis o los malabares pertenecen a otras artes. La magia tiene la peculiaridad de que asombra y de que rompe esquemas.

—¿Es la primera vez que actúa en León?

—Sí, es la primera vez.

Documentos relacionados

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla