+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CINE

El corto que balancea a Astorga

El joven Alfonso González Díaz-Palacio se embarca en ‘La Mecedora’ su nuevo proyecto audiovisual y colectivo que pretende ser una oda a todo lo bello de la vida.

 

Alfonso posa delante del Palacio de Gaudí, uno de los escenarios de su futuro corto, que también promocionará Astorga. - a. valencia

A. G. Valencia | Astorga
08/07/2015

Con 22 años y unas enormes ganas de comerse en mundo, el astorgano Alfonso González Díaz- Palacio está a punto de comenzar a rodar La Mecedora, su nuevo cortometraje colectivo, que busca «ser una oda a todo lo bello de la vida». Así lo describe este joven estudiante de Comunicación Audiovisual, que desde el próximo día 15 de julio balanceará a Astorga. La idea surgió con el final de curso, cuando se le planteó la tesitura de hacer prácticas o poner en marcha su propio proyecto. Alfonso se decantó por la segunda alentado, también, por el éxito que el verano pasado le otorgó la realización de Happy. We are from Astorga, con más de 26.000 visitas. «El verano es para mejorar, aprender y hacer cosas nuevas», destaca el joven autor, que rescató y adaptó un trabajo de clase para dar vida a La Mecedora.

El corto cuenta con cero euros de presupuesto, pero con treinta empresas colaboradoras y más de 70 personas que se han ofrecido para actuar. Es ese punto colectivo el que le da un aire especial a este trabajo, que volverá a convertir a la capital maragata y todos sus rincones en un plató de cine envidiable.

«En realidad es como un anuncio de Coca Cola», dice el joven, «no es un trabajo lineal es general», lo describe. Será la voz del narrador, el que esté en la mecedora, quien vaya contando la historia de la vida. No habrá un protagonista, cada momento estará interpretado por los diferentes ‘actores’. No faltará el nacimiento de un hijo, ni la muerte de un ser querido. Tampoco el primer amor. «Situaciones por las que ha pasado todo el mundo», reflexiona.

Alfonso cree que finalmente se decantó por el título de La Mecedora por es ese balanceo de la silla, el que también está presente y va marcando la vida. Él graba, produce, dirige, hace las fotografías... Todo. La música que sonará en la película también es original de una estudiante del Conservatorio. «Quiero sobre todo que sea muy estético», confiesa. De hecho, el texto, una adaptación de un amigo, ya es emotivo, pero en el corto habrá guiños a Chaplin, a la Piedad de Miguel Ángel, a la historia del arte o del cine.

El proyecto cuenta con ‘actores’ de todas las edades, desde bebés hasta abuelos, y aún puede participar quien quiera a través de lamecedora.sitofon.com. «Ahora busco gente más mayor», dice, con una sonrisa, el alma de este corto que demuestra que con iniciativa no hay nada imposible de mecer.






Buscar tiempo en otra localidad